Últimos temas
» Llamamiento a los admins y users del foro
Jue Ago 11, 2016 6:49 pm por Foxx Ballato

» HIJOS DE LA ANARQUIA | NORMAL
Miér Oct 08, 2014 1:47 pm por Invitado

» Deus ex Heros {Normal}
Dom Sep 28, 2014 4:58 pm por Invitado

» The Loser High [Afiliación élite]
Vie Sep 26, 2014 5:23 pm por Neal O'Neill

» Ever After Kingdom - Foro Disney (Afiliación Elite) (Cambio de botón)
Sáb Sep 13, 2014 1:26 am por Invitado

» A Mil por hora (Af. Elite)
Dom Sep 07, 2014 11:46 pm por Invitado

» The Purge (Afiliación Elite)
Dom Ago 31, 2014 7:31 am por Invitado

» Wilson Academy {afiliación élite}
Jue Ago 28, 2014 11:56 pm por Invitado

» raylene osborne} proceso. ϟ
Jue Ago 28, 2014 8:00 pm por Raylene C. Osborne

Bienvenidos
¿Quién eres?… Da igual… ¿Tienes familia?… Poco importa. En este lugar, solo hay un objetivo y una sola forma para sobrevivir: Ganar.

Corre el año 2016, en la ya conocida y renombrada ciudad de New York. La economía de Estados Unidos y el mundo entero está por el suelo; gente sin empleo y delincuentes abundan en cada esquina, en cada calle. Pero en este lugar, lo único que importa son los automóviles... { Leer más }
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 26 el Lun Jul 14, 2014 10:24 pm.




MEADOW UNIVERSITY City of Delusion RPG After All London City RPG
Fruit of the poisonous tree City of Horror
 photo 35X35_zps70a52503.jpg Ever After Kingdom

29 DE 60 ÉLITES & AFILIADOS NORMALES

«¡Se reúnen los Desconocidos! Terrible secreto» (Dylan D.)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

«¡Se reúnen los Desconocidos! Terrible secreto» (Dylan D.)

Mensaje por Zac G. O'Neill el Jue Jul 10, 2014 4:41 pm

– Si, estaré en casa pronto solo ve y sal no te preocupes – Dijo Zac al teléfono aun sobre su motocicleta, su hermana había estado llamando casa 5 minutos luego que saliera de casa al más joven de los O'Neill no le molestaba en lo absoluto ser sobreprotegido claro era objeto de discusión entre sus hermanos Killian quería que Zac fuera mas como él y Jo quería que se mantuviera como un chico bueno y el estaba haciendo ambas cosas.

Zachary mantenía sus estudios en orden siendo el primero de su clase y se arriesgaba corriendo algo irónico luego que sus padres murieran en un accidente, estuvo a punto de temer a los autos tal como su hermana que no conduce pero luego de escabullirse una noche y ver a su hermano correr no pudo evitarlo, termino pisando el acelerador y no ha superado a su hermano mayor aunque este no sabe que está corriendo de saberlo había dos posibles opciones o le felicitaría por hacerlo o simplemente le enviaría a su habitación por decirlo de una forma amable. – Todo estará bien, ve con tus amigas no quiero escuchar a Emily – insistió consiguiendo que su hermana accediera y colgó el teléfono el cual termino directamente en el bolsillo de su vaquero.
La carrera había terminado, había sido una noche algo corta pero lo interesante es que en New York siempre había algo que hacer así que continuo caminando hacia su motocicleta, el aire frio lo golpeo como un relámpago haciéndole esconder sus manos dentro de su chaqueta ahora que lo notaba el Bronx no era el lugar habitual al que iba al menos no conscientemente, no tenía nada en contra de ese lugar solo que si sus padres supieran que estaba corriendo con autos en un barrio de New York simplemente le desheredarían en un abrir y cerrar de ojos.

El recuerdo de sus padres le hizo sonreír y entonces comenzó a buscar las llaves de su motocicleta en los bolsillos de su chaqueta, dios aquella noche había escogido ser helada por completo la iluminación de las calles daban un aspecto algo solitario a pesar que no era así. Comenzó a imaginar su vida en un lugar como ese, sin todo el dinero de sus padres quizás no era tan malo como sonaba las personas no terminaban esperando grandes cosas de ti aunque a él no le molestaba, su hermano estaba en sus cosas y su hermana también así que simplemente a él le gustaba ser el único cuerdo en medio de dos locos de atar.

Su teléfono comenzó a moverse desesperadamente y era Killian – K man – dijo al contestar mientras caminaba hacia su moto – Si, lo sé – dijo – Voy camino a casa tu sigue haciendo lo que hagas y no te preocupes, si te veo luego – dijo mientras guardaba de nuevo su teléfono e introducía la llave en su motocicleta dando una última mirada al lugar.
avatar
Zac G. O'Neill

Mensajes : 20
Dólares : 38255
Fecha de inscripción : 07/07/2014
Localización : Manhattan - New York

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: «¡Se reúnen los Desconocidos! Terrible secreto» (Dylan D.)

Mensaje por Dylan T. Donald el Jue Jul 10, 2014 5:14 pm


Esa noche Dylan no había corrido, no necesitaba el dinero y ya que iba a participar al menos uno de los miembros de su pandilla no quería rivalidad. Era totalmente consciente de que había rivalidades entre los wolves, no era idiota. Pero se sentía orgullosa de que a pesar de eso eran capaces de seguir siendo leales unos a otros y protegerse. A fin de cuentas eran como una auténtica familia y en todas las familias hay gente que se lleva mejor o peor, ¿no? Bueno, eso imaginaba. Por que en realidad ellos eran lo más parecido a una familia que había tenido siempre. En cuanto a la sangre siempre habían sido ella y su madre. Al menos hasta hace cuatro años cuando Kill llegó. Pero con él todo estaba bien, se llevaban muy bien. Era cómico cuando ambos intentaban ser los hermanos protectores. Él por que era el hermano mayor y lo había sido toda su vida. Ella bueno, por lo obvio, está acostumbrada a proteger a los que considera su familia y así lo es ahora con su familia real. Incluso con aquellos a los que prácticamente no conocían y que eran sus hermanos. Aunque no se había cruzado con ninguno de ellos por el barrio nunca. A penas los conocía por las fotos que Kill le había enseñado de ellos y lo que le había contado también.

La noche había estado entretenida mientras la carrera sucedía tomándose unas cervezas con sus amigos. Pero aunque mucha gente ya se había ido a casa o se encontraba guardando su vehículo para evitar que la policía los pillase ella consideraba que aun era pronto como para volver a casa. Así que había empezado a caminar tranquilamente por las calles pobremente iluminadas por las farolas, ya que la mitad estaban rotas o averiadas. El ayuntamiento no se preocupaba mucho por el Bronx, pero a ella no le sorprendía dado que eran considerados la escoria de Nueva York. El problema es que la mayoría de funcionarios tenían miedo de entrar, los demás eran miembros del barrio.

Iba totalmente distraída cuando escuchó el ruido de una moto y casi tropieza con esta. -¡Cuidado por donde vas! ¡Casi me como tu burra chaval!- Por supuesto no había visto aun quien estaba sobre la moto. Llevaba una cazadora de cuero, unos vaqueros, unas deportivas y el pelo recogido en un moño en lo alto de su cabeza, dejando bien visible la garra del lobo en su nuca. Era reconocida con facilidad en el barrio. La mayoría la conocían por Dylan, los que rondaban su mundo también como líder de los wolves. Parpadeó un par de veces un poco sorprendida cuando una luz iluminó la cara del chaval y reconoció a su hermano menor, Zac, de las fotos. No tenía idea de que rondaba por su barrio. -No eres de por aquí. Pareces un niño pijo. ¿Que haces por aquí?- Disimulé. Pero era más que evidente que él también corría, aunque no lo había visto en las carreras, como Kill.
avatar
Dylan T. Donald

Mensajes : 84
Dólares : 39814
Fecha de inscripción : 05/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: «¡Se reúnen los Desconocidos! Terrible secreto» (Dylan D.)

Mensaje por Zac G. O'Neill el Vie Jul 11, 2014 4:45 pm

El Bronx era un lugar bastante extraño para él, Manhattan, Brooklyn esos lugares los conocía pero el Bronx era una especie de aventura por lo que no había corrido, el simplemente había estado observando al igual que en los últimos días cuando decidió involucrarse en todo ese mundo solo había estado reuniendo información, corredores, nombres, habilidades e incluso había estudiado a su propio hermano sin dejar de ser un chico común y lo había conseguido. Aquella noche se encontraba en el Bronx para eso, reunir información quería saber que piezas funcionaban mejor y cuales simplemente te hacían perder el rumbo y había obtenido lo que quería algo un poco raro debido a que sus padres murieron por un auto y él quería conducir uno a toda velocidad. Tras girar la llave en la motocicleta las luces se encendieron, el rugido del motor fue una especie de música para los oídos del chico y entonces le quedaban solo un par de minutos de camino de regreso al Upper East Side.
No podía negar que había sido algo entretenido, su hermano no había corrido aquel día y mira que tenía talento para las carreras parecía algo completamente innato en el claro está que no era sanguíneo, su hermana odiaba conducir un auto y Zac simplemente estaba estudiando la situación antes de lanzarse de cabeza sobre ella.

Freno abruptamente cuando una chica casi tropieza con él, la verdad ahora entendía por qué nadie entraba al Bronx a menos que fuera bajo su propia responsabilidad, la chica estuvo a punto de golpearle simplemente por casi tropezar ella estando distraída. Zac era el chico bueno así que tomaría la culpa de la situación por lo que se quito el casco mostrando su rostro ante la poca iluminación que el lugar ofrecía – Que caracter, admito mi error – admitió – Pero no deberías estar distraída por la calle, es peligroso – no podía evitar ser un chico Scout por llamarlo de alguna manera y procurar dar consejos a otros.
Escucho a la mujer hablar de nuevo notando su cazadora, luego su cabello recogido y era la típica mujer que encontrarías en un lugar así, las tías rudas que faltaban en Manhatta allí había otra clase de rudeza, en este lugar las rocas mataban allá una pluma envenenada era un arma mortal. -¿Pijo? – repitió con un tono de voz tranquilo a pesar de encontrarse en un lugar desconocido con una mujer desconocida que le reclamaba por algo que no había ocurrido un poco complicado a decir verdad.

-Solo estoy de paso – dijo concentrando su ojos azules en la chica - ¿Hablas con todos los desconocidos o simplemente con aquellos a quienes gritas por estar distraída? – pregunto la verdad él era el más tranquilo de sus hermanos, el más centrado por decirlo de esa manera pero tenía algo el carácter de Killian y un poco del de su hermana, decían que la locura era algo contagioso allí tenían a alguien contagiado de ciertos caracteres.
avatar
Zac G. O'Neill

Mensajes : 20
Dólares : 38255
Fecha de inscripción : 07/07/2014
Localización : Manhattan - New York

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: «¡Se reúnen los Desconocidos! Terrible secreto» (Dylan D.)

Mensaje por Dylan T. Donald el Dom Jul 13, 2014 4:27 pm

-Ya sabes la ley de la selva. O comes o te comen.- Soltó ante el comentario que su hermano dijo sobre que carácter. Se notaba que no conocía a mucha gente de por allí. Pero aun así estaba en el Bronx, algo que la había sentir orgullosa en cierto grado, no podía negarlo. Al parecer lo de ser chicos malos iba en la sangre del capullo de su padre, aunque su hermana no lo hubiese heredado. -¿Quien te dice que no soy yo la peligrosa?- No iba a tratarlo distinto por ser quien era. Uno, por que ella era así. Dos, por que él no tenía idea de quien era ella y Kill quería que de momento la cosa siguiera siendo así y ella no iba a cambiar eso. Debía ser él quien se lo dijera y no la hermana desconocida.

-Nadie de por aquí tendría una moto como esta a no ser que la robe.- Confirmó. -Tienen motos con el chasis más barato y se gastan la pasta que consiguen en hacerla un monstruo por dentro.- Le explicó. -De donde vienes puede que los pijos sean solo esos que van con politos del caballo y chaquetas de punto. Pero aquí tu eres un chico pijo.- El mismo caso pasaba con su ropa. En el Bronx esa ropa nadie la compraba, nadie gastaba más de 20 pavos en una prenda de ropa. Si era más cara era robada seguro.

La propia Dylan tenía todo su armario lleno de ropa robada. Era lo que más le divertía hacer a la morena. Como ella siempre dice, las cosas robadas saben más dulces y se disfrutan mejor. No necesitaba ninguna confirmación por parte del chico para saber que estaba en lo cierto. Pero de todos modos él lo hizo. Dijo que tan solo estaba de paso. A pesar de que era la primera vez que lo veía por ahí Dylan estaba segura de que volvería a encontrárselo por las calles del Bronx. No parecía que se fuera con una mala impresión precisamente. Las carreras eran la clase de cosas que si te gusta, y no mueres en el intento, repites seguro.

-Es que estoy en el comité de bienvenida.- Soltó sin poder evitar dejar salir su sarcasmo. -¿Y tu intentas atropellar a todas las tías peligrosas que te encuentras o solo a mi?- Comentó con una sonrisa casi sarcástica en los labios. No iba a admitir que era ella la que había tropezado con la moto. Era demasiado orgullosa para eso. Además de que estaba interesada en saber más del chico. En saber algo más de él que no le hubiera contado Kill. La clase de cosas que descubres hablando con una persona y no solo escuchando historias sobre él. Estaba pensando en si le diría esto a Kill o no. Podría decirle que me lo había encontrado en Manhattan en una de mis excursiones o algo así. No sé. El problema es que la mayoría de veces cuando iba vestía como una chica buena. Pero por otro lado dudaba que Zac fuera siquiera a comentarle nada a Kill sobre su excursión al Bronx, así que...
avatar
Dylan T. Donald

Mensajes : 84
Dólares : 39814
Fecha de inscripción : 05/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: «¡Se reúnen los Desconocidos! Terrible secreto» (Dylan D.)

Mensaje por Zac G. O'Neill el Lun Jul 14, 2014 9:06 pm

 - Es uno de esos casos donde el pez grande se come al pequeño, ¿Cómo aplica aquí si todo se ve tan tranquilo? – pregunto el Bronx tenía mala fama y mira que la tenia al punto que sus hermanos supieran que había estado paseando por allí simplemente le armarían un pandemónium él era el chico bueno de la familia y que estuviera moviéndose por esos círculos era algo complicado de explicar y más si no querías involucrar lo de las carreras y todas la cosa. Apago su motocicleta silenciando el rugido del motor y escuchando la pregunta de la chica – No me has asesinado aun así que de cierta forma no eres tan peligrosa o estas esperando un momento justo para darle dramatismo a la situación – dijo tranquilamente y quizás su calma era preocupante, cualquiera en su posición estaría muerto del terror debido a que estaba en un barrio con mala reputación, con una mujer frente a él asegurando que podía ser peligrosa y el sol ya no brillaba en el cielo dándole un toque más dramático a la situación pero había algo en ella que mas que temor le hacía pensar que no moriría esa noche.

La verdad es que tampoco era confiado, su padre les había enseñado que en el mundo existían lobos con piel de cordero y más que nada debían estar alertas ante la amabilidad por lo que a pesar de estar hablando con ella como una persona común no olvidaba donde estaba.
Escucho lo que decía sobre la motocicleta – Ya veo – fue lo que dijo y en parte tenía razón, el precio de la motocicleta mejor no lo recordaría o moriría en el intento si no acabara de conocerla Zac podría jurar que ella estaba intentando protegerle pero que va seguro era su mente exagerando la información como le ocurría algunas veces  por lo que quito esos pensamientos de su mente a la misma velocidad que llegaron – No puedo pelear contra esos argumentos, si lo pones desde ese punto de vista – respondió Zac sobre lo de ser un pijo claro estaba que una especie de “Forastero” como el que solo vivía en Manhattan allí seria un pijo.

Una sonrisa se dibujo en su rostro al recordar que ella tenía razón, de donde el venia los pijos eran exactamente lo que ella había descrito y la sonrisa era porque él no se imaginaba vistiendo de la misma forma y aunque no tuviera estilo para vestirse sus hermanos le obligarían a encontrarlo incluso si debía hacer una viaje Zen o algo así, sobre todo su hermana nada era más importante para Johanna que el estilo solo su familia superaba su deseo de estilo.
-Vaya, así que comité de bienvenida ¿Solo lo conformas tu o es algo nuevo y nadie lo sabe? – allí van las bromas su hermano habría sido directo como una bala pero él era su contra parte las dos cara de una misma moneda sería justo decir – Depende del día – bromeo de nuevo – Que va, es la primera vez que casi me llevo a alguien, no todas las personas aparecen de la nada como tu – dijo recordando entonces que no se había presentado.

-Zachary – dijo extendiendo su mano – A este punto no estoy sangrando así que creo que debo presentarme – dijo esperando escuchar el nombre de la chica.
avatar
Zac G. O'Neill

Mensajes : 20
Dólares : 38255
Fecha de inscripción : 07/07/2014
Localización : Manhattan - New York

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: «¡Se reúnen los Desconocidos! Terrible secreto» (Dylan D.)

Mensaje por Dylan T. Donald el Vie Jul 18, 2014 8:02 am

Dylan dejó ir una risa. La verdad es que aunque había oído muchas cosas de él por parte de Kyll, le estaba cayendo mejor de lo que pensaba. Suponía que se trataba de uno de esos casos en que dos desconocidos se comportan más como son que con alguien a quien conocen. Aunque solo sea por un rato. -Exacto.- Encogió los hombros ante su pregunta. -Supongo que hoy es tu día de suerte. Quizá todos estén en las carreras o emborrachándose en algún parque.- Repuso la morena sin más. -Siempre he pensando que lo de ser peligrosa o no es bastante relativo.- Comentó. -La gente no es peligrosa sin más. Suele serlo cuando la situación lo pide.- Respondió con sinceridad. -Los que asesinan al verte sin motivo suelen ser locos. Que a fin de cuentas son más peligrosos para si mismos que para los demás. Por mucho que te claven un cuchillo.- Replicó la chica como si hablara de comprar el pan. La verdad es que la conversación le estaba saliendo más filosófica de lo que esperaba.

La morena sonrió con cierto toque de orgullo en su rostro al haber logrado rebatir cualquier cosa que Zac pudiera alegar para decir que no era un niño pijo. Por otro lado aunque le gustaba la idea de que se interesase por esa clase de mundo en el que ella vivía y al que Kyll había entrado hacía unos años, también estaba eso de que podía ser peligroso. Además, no podía actuar como con su hermano mayor y dejar claro quien era o que estaba bajo su protección. Si hacía eso con Zac, que a fin de cuentas era un desconocido, sería demasiado extraño. Probablemente la gente pensase que estaba interesada en él o sospecharían de algo más.

-Verás. Es que yo soy prácticamente el alma del barrio.- Repuso con una sonrisa claramente bromeando. El muy capullo tenía cojones. Tenía que tenerlos para estar en el Bronx a estas horas y comportarse con una desconocida como si no hubiera la posibilidad de que le sacara una navaja en cualquier momento y lo rajase. Vale que no solo se trataba de que fuera Zac. Eso de rajar a la gente por que si no era para nada el estilo de Dylan. Pero de todos modos eso él no lo sabía y se mirase como se mirase, se la estaba jugando.

-Será culpa del ayuntamiento que no se molesta en ponerles bombillas nuevas a las farolas. No mía.- Repuso con total certeza de lo que decía. No iba a admitir que ella tenía culpa de algo, desde luego que no. Al momento Zac extendió su mano y se presentó como Zachary. -Encantada Zachary. Yo soy Dylan.- Se presentó la morena con una sonrisa y estrechó su mano. Después de soltarla se pasó un mechón tras la oreja que empezaba a molestarle en la cara. -Si quieres puedo darte un puñetazo y dejarte la nariz sangrando. Ya sabes, para vacilar de que has estado en una pelea en el Bronx y solo saliste con un golpe en la nariz.- Soltó a bocajarro, pero claramente bromeando.
avatar
Dylan T. Donald

Mensajes : 84
Dólares : 39814
Fecha de inscripción : 05/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: «¡Se reúnen los Desconocidos! Terrible secreto» (Dylan D.)

Mensaje por Zac G. O'Neill el Vie Jul 18, 2014 5:03 pm

Zac estaba bastante entretenido con la conversación, no podía negar que una plática sobre cualquier cosa era mejor que escuchar a algunas de las chicas del Upper East Side simplemente quejándose por que el vestido que querían no venía en azul o que el diseñador X dará un desfile gracias a dios su hermana no era de esas y mucho menos su hermano cada uno compraba su ropa – Killian gustaba de los trajes y la ropa cara- Pero vamos tenía que estar todo el día metido en una oficina con un montón de gente que solo hablaba de números y dinero, los O'Neill tenían mucho talento para hacer dinero la verdad es que si pero su hermano siempre había sido una especie de rebelde y seguro estaba matándole el hecho de estar detrás de un escritorio hablando de dinero.

Escucho lo que dijo la chica sobre la suerte y pensó que tenía razón, no todo el tiempo en el Bronx te encontrabas con alguien amable por llamarla de alguna forma claro estaba que el había visto su carácter cuando le hizo frente por casi atropellarla la cuestión era que para ser su primera incursión al Bronx había salido bastante bien - ¿Relativo? – Repitió – De donde vengo o eres peligroso o no lo eres, las personas allá no suelen teñir de gris siempre es blanco o negro – dijo y era bueno para el hablar con alguien que pensara de esa manera.
Claro estaba que había sido derrotado por sus argumentos sobre ser un niño pijo pero él era bastante diferente o al menos así pensaba él, adoraba el Upper East Side pero aborrecía su elitismo sin sentido sus hermanos tampoco se habían adaptado a eso ellos no eran la clase de persona que hacia diferencia de otros simplemente por la cantidad de dinero o propiedades que tuvieran en su poder.

Sus padres les educaron para tener su propia opinión de las personas y hacerse sus propios juicios de esa forma podrían decidir si alguien era bueno o simplemente era una perdida lamentable – Así que el alma del barrio, jamás había escuchado eso siempre había escuchado sobre los dueños del barrio – Menciono el chico – Entonces el Bronx suele ser más aterrador de lo que es hoy ¿No? – pregunto para dejar clara la idea.

Zac sabía que ese no era su lugar, corría mas peligro allí que junto a toda esa gente en Manhattan donde podría sufrir una aneurisma y sobrevivir pero como ella había dicho corrió con la suerte de encontrarla a ella y no a alguna especie de asesino en serie que quisiera vender sus riñones y allí iba una leyenda urbana, una sonrisa leve se dibujo en su rostro al pensar en esas cosas y entonces las presentaciones – Dylan, es un nombre fuerte – y no dudaba que ella fuera – Estoy perfectamente como estoy, si llego con un rasguño pasaran dos cosas mi hermana me matara y los niñatos de Manhattan simplemente me verán como el chico que se aventuro solo por estar loco pero gracias – dijo bromeando también excepto la parte de su hermana, el no era de los que se metía en problemas Killian tenía toda esa parte así que llegar herido….Mal punto para él.
avatar
Zac G. O'Neill

Mensajes : 20
Dólares : 38255
Fecha de inscripción : 07/07/2014
Localización : Manhattan - New York

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: «¡Se reúnen los Desconocidos! Terrible secreto» (Dylan D.)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.