Últimos temas
» Llamamiento a los admins y users del foro
Jue Ago 11, 2016 6:49 pm por Foxx Ballato

» HIJOS DE LA ANARQUIA | NORMAL
Miér Oct 08, 2014 1:47 pm por Invitado

» Deus ex Heros {Normal}
Dom Sep 28, 2014 4:58 pm por Invitado

» The Loser High [Afiliación élite]
Vie Sep 26, 2014 5:23 pm por Neal O'Neill

» Ever After Kingdom - Foro Disney (Afiliación Elite) (Cambio de botón)
Sáb Sep 13, 2014 1:26 am por Invitado

» A Mil por hora (Af. Elite)
Dom Sep 07, 2014 11:46 pm por Invitado

» The Purge (Afiliación Elite)
Dom Ago 31, 2014 7:31 am por Invitado

» Wilson Academy {afiliación élite}
Jue Ago 28, 2014 11:56 pm por Invitado

» raylene osborne} proceso. ϟ
Jue Ago 28, 2014 8:00 pm por Raylene C. Osborne

Bienvenidos
¿Quién eres?… Da igual… ¿Tienes familia?… Poco importa. En este lugar, solo hay un objetivo y una sola forma para sobrevivir: Ganar.

Corre el año 2016, en la ya conocida y renombrada ciudad de New York. La economía de Estados Unidos y el mundo entero está por el suelo; gente sin empleo y delincuentes abundan en cada esquina, en cada calle. Pero en este lugar, lo único que importa son los automóviles... { Leer más }
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 26 el Lun Jul 14, 2014 10:24 pm.




MEADOW UNIVERSITY City of Delusion RPG After All London City RPG
Fruit of the poisonous tree City of Horror
 photo 35X35_zps70a52503.jpg Ever After Kingdom

29 DE 60 ÉLITES & AFILIADOS NORMALES

i gave you something you can never give back — heath.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

i gave you something you can never give back — heath.

Mensaje por Jórunn L. Nøhr el Dom Ago 17, 2014 10:09 pm

 
I love you, don't you mind?
 
La relación con Heath había mejorado desde la charla del miércoles, cierto, pero soportarse no era volver a la complicidad de antes, algo que estaba segura de que Kayden había notado cuando apareció por la mañana del jueves para ver a Bell y John. Incluso los mellizos se habían percatado de que pasaba algo raro.

Pero, ¿qué más querían Peter y los niños perdidos que hiciese? Estaba todo dicho, y no había una combinación mágica de palabras que lo cambiase. No todas las historias terminaban bien. No todos los te quiero esquivaban milagrosamente el trágico final.

Tener los billetes lo hacía más real, no más fácil. Jórunn fulminó con la mirada la cartilla en la que estaban guardados, tras intentar por segunda vez aguantar hasta que alguno de sus padres descolgase. No había dimitido en su empleo, tampoco pudo decirle la verdad a Bell ni despedirse de ella, John, Kayden y Heath. Pero tener como fecha límite el martes la obligaba a no dejar correr el asunto.

El teléfono la sacó de sus pensamientos con aquel irritante sonido, y se dio prisa en hacerse con él y pulsar el botón verde. No se le ocurrió pensar que sus padres se preocuparían por dos llamadas perdidas, y que aquellas no eran las horas típicas de Ulrik. Por eso soltó una carcajada y sonrió aliviada ante la lluvia de preguntas de su madre, indicando que estaba bien.

Tampoco había pensado que pillaría al matrimonio intentando conciliar el sueño, por lo que ante el reproche cariñoso inició una sucesión de disculpas y oraciones destinadas a alejar toda sospecha de que algo iba mal. La puerta principal se abrió cuando le pidieron explicaciones por las llamadas.

Aprovechó el paseo alrededor del sofá para darle la espalda a Heath y evitar su mirada — Solo quería deciros que... igual podía escaquearme unos días y visitaros. — tampoco era capaz de decir en voz alta que se iba. No tardó demasiado en despedirse y colgar, dedicándole una fugaz sonrisa al recién llegado cuando se giró.
t. heath sheffield — viernes, 19:20 — piso.
 

avatar
Jórunn L. Nøhr

Mensajes : 33
Dólares : 37571
Fecha de inscripción : 09/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: i gave you something you can never give back — heath.

Mensaje por T. Heath Sheffield el Lun Ago 18, 2014 2:03 pm

 
I love you, don't you mind?
Si lo oía una sola vez más estaba seguro de que también iba a acabar creyéndoselo, como una mentira que se vuelve realidad cuantas más veces la repites. Jórunn había sido una mentira muy bonita. Y él siempre se repetía que no iban a ser unos días como ella le había dicho a los niños, que no iban a ser unos días justo como le estaba diciendo a sus padres en ese momento, que iba a ser para siempre tal y como se lo había dicho a él.

Y él no se lo había dicho a Kayden, confiando en que el irlandés tuviera un sexto sentido peterpanero y lo averiguase todo él solito, porque lo que Heath menos deseaba era otra charla de la índole de la anterior. La charla anterior le había dado fuerzas y les había hecho desembocar en aquello. (— Bien. — Bien). Heath veía a su amigo del tipo que le empujaría a aprovechar hasta el último momento aún así tuviese que presentarse en el aeropuerto con un ramo de rosas rogándola que no se marchase, algo que Heath no se propondría hacer ni de broma.

Dejó caer las llaves sobre el cuenco, tal y como hacía últimamente y carraspeó mientras avanzaba hacia el salón. Entonces Jórunn entró en su campo de visión; unas cuantas palabras más y colgó, él no le devolvió aquella sonrisa.

Unos días—repitió alzando las cejas y mirándola fijamente, casi con sorna en la voz—. Diles la maldita verdad y punto. Dísela a todos. O dímela a mí.—dejó caer la ilusión de que de verdad fueran unos días, ¿y si ella le decía que sí, que dentro de un mes la volvería a tener por allí y sería como si nada hubiera pasado?

Al instante negó con la cabeza, como si no importara del todo. Jugar con la ilusión era más peligroso que hacerlo con fuego. Se quitó la chaqueta y la apoyó en el respaldo del sofá, aprovechando para apoyar los brazos en este y mirarla.

¿Cuándo te vas?—«quiero saber cuánto tiempo tengo para convencerte de que te quedes». Noruega era, literalmente, el fin del mundo.
jórunn l. nøhr — viernes, 19:20 — piso.
 

avatar
T. Heath Sheffield

Mensajes : 39
Dólares : 37701
Fecha de inscripción : 06/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: i gave you something you can never give back — heath.

Mensaje por Jórunn L. Nøhr el Lun Ago 18, 2014 4:28 pm

 
I love you, don't you mind?
 
Le había costado que en la agencia no incluyesen el billete de vuelta, porque entre sus dudas y la amabilidad de la empleada casi había cedido. De todas formas siempre podría comprarlo, y el proceso no sería ni la mitad de latoso que el de cancelarlo. Se encogió de hombros, intentando mostrarse indiferente ante el tono de burla.

Frunció los labios al verle negar con la cabeza, y bufó por lo bajo mientras dejaba el teléfono en su soporte. ¿Qué quería oír? ¿Qué iba a decirle cuando ni ella misma tenía claro que quería o pretendía hacer realmente? No le comprendía, y por mucho que lo deseara seguía sin poder leerle la mente. No tenía sentido seguir buscando el lado positivo, ahora comprendía porque Heath siempre iba a lo peor. Su saco de ilusiones rotas tenía que estar menos lleno que el propio.

Solo tengo billete de ida — soltó sin más preámbulos. No quería saber que verdad le interesaba oír, ya no importaba nada salvo mantener aquel bienestar fingido; no iba a arriesgarse a preguntar y obtener aquel silencio que tanto la reventaba.

Y dentro de salvaguardar la paz, entraba no dar rienda suelta a palabras ácidas. Por tentada que estuviera sabía que a la larga solo lo empeoraría. Tirar hasta el extremo solo serviría para hacer más daño a ambos. Paseó la mirada hasta el logo de la aerolínea, odiaba todo lo que aquel billete representaba.

Sacó un cigarro de la cajetilla que se encontraba al lado — El martes. — respondió antes de encenderlo y darle una calada. — ¿Te sientes mejor sabiéndolo? — preguntó al poco de dejar escapar el humo. Exigiéndole una respuesta con la mirada.

No se refería solo a la idea de tener fecha fija para poder mentalizarse de que toda aquella tensión estaba cerca de desaparecer, sino que también añadía la duda de que si había algún tipo de consuelo al tener la certeza de que le quería. Apartó la mirada, asintiendo para sí. — ¿Qué más da? Olvídalo. Tampoco es como si fueras a responder. — añadió con apatía.
t. heath sheffield — viernes, 19:20 — piso.
 

avatar
Jórunn L. Nøhr

Mensajes : 33
Dólares : 37571
Fecha de inscripción : 09/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: i gave you something you can never give back — heath.

Mensaje por T. Heath Sheffield el Lun Ago 18, 2014 6:07 pm

 
I love you, don't you mind?
El billete de ida no le dejaba más tranquilo en lo absoluto; él prefería el de vuelta, ese era la promesa de que habría un a lo mejor. El de ida era como decirle que se iba a quedar en Noruega, seguramente fuera eso lo que le estaba diciendo. Luego a él le tocaría explicárselo todo a los niños, a lo mejor también a Kayden...; explicarlo todo y obviar los detalles importantes. Esos te quiero eran sólo suyos.  

El martes estaba peligrosamente cerca. Heath se había aferrado a la idea de que la indecisión de Jórunn la hubiera hecho elegir otro día más alejado, como mínimo el próximo fin de semana. La imaginaba yéndose por la noche para llegar a Noruega por la mañana, con una despedida automática, un simple adiós moviendo ligeramente la mano.

Perdió la mirada en los objetos dispuestos sobre la mesa. Revistas, el mando de la tele, un cenicero, el paquete de tabaco..., miró a Junn cuando la vio cogerlo y negó con la cabeza, aunque antes de siquiera poder decir nada ella se adelantó. Tenía razones para estar enfadada con él.

Peor, Junn—respondió a los segundos de ella hacer su afirmación, volviendo a mirar a la mesita. Era justo lo que hubiera dicho aunque ella se hubiera ahorrado la última frase. Era peor. Ahora sí que se hizo el silencio. Visto así el miércoles no había sido tan horrible porque estaban Bell y John, ellos eran como su imagen particular de la alegría.

Le llegó el olor a tabaco, lo que le impulsó a pasarse la lengua por el labio inferior y después apretarlos, como si lo echara de menos, pero no iba a encenderse uno. Al final acabó resoplando y pasándose la diestra por el pelo, antes de clavar la mirada en Jórunn.

Bueno, ¿y qué coño querías que hiciera? ¿Que te abrazara o te besara o... qué?—era un tono a caballo entre lo molesto y lo inseguro; su última intención era que aquello sonara como si la estuviera echando cosas en cara—. ¿Qué tengo que hacer para que te quedes?—eso, por el contrario, era más desesperación. Quédate, eso es lo que tendría que haber dicho; debería tener permitido volver al pasado y cambiar aquel bien por un quédate.
jórunn l. nøhr — viernes, 19:20 — piso.
 

avatar
T. Heath Sheffield

Mensajes : 39
Dólares : 37701
Fecha de inscripción : 06/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: i gave you something you can never give back — heath.

Mensaje por Jórunn L. Nøhr el Lun Ago 18, 2014 7:45 pm

 
I love you, don't you mind?
 
Nada se sentía como había esperado. La reacción corriente al descubrir que un sentimiento como aquel era correspondido era sentirse feliz, sonreír. No el terrible vacío que sintió cuando el piso se quedó en silencio. Tampoco encontró consuelo en que él se sintiese mal, coincidir en algo así no era motivo de alegría.

Dejó caer el mechero sobre el paquete, haciendo ruido, y dio un par de caladas rápidas, como si aquello fuera a activar antes el efecto de la nicotina; no se trataba de una sustancia relajante, pero prefería engañarse pensando que el nerviosismo se habría desvanecido para cuando ella aplastara la colilla en el cenicero.

Sus nervios estaban hechos polvo, con Heath el abanico de emociones no se reducía a la resignación y la tristeza; se ampliaba demasiado. Se frotó los ojos con la mano libre, intentando despejarse y serenarse. Le había costado conciliar el sueño, y patearse buena parte de Nueva York con dos niños llenos de energía no ayudaba.

¿Qué querías que hiciera yo? No sé lo que piensas, sería todo un detalle que dejaras de jugar al puñetero mentalista — gruñó de pura frustración consigo misma y con él. Dio otra calada al cigarro, sin preocuparle que llevase más de la mitad, solo quería la misma tranquilidad que sentía por la noche y le impedía dormir. Maldijo en noruego contra el cigarro a la vez que lo apagaba en el cenicero.

Le miró, encogiéndose de hombros y alzando las manos; impotencia. Quizá si debería ir a Bergen, independientemente de si volvía o no, la nostalgia por su familia no era algo fingido, y Ulrik parecía necesitar un 'se acabó' en persona; algo que no pudiese desacreditar ni tildar de precipitado. Pero se sentía culpable de seguir pensando en irse mientras escuchaba la desesperación en su voz.

Solo saber que no quieres que me vaya es suficiente — le respondió con la voz estrangulada a la vez que dejaba caer las manos. — ¿Pero ha cambiado algo? Es como los te quiero, entra en ese bien — dejó que el silencio volviera en lo que cogía una bocanada de aire — No hay vuelta atrás, ¿verdad? — no, Junn, ni máquinas del tiempo.
t. heath sheffield — viernes, 19:20 — piso.
 

avatar
Jórunn L. Nøhr

Mensajes : 33
Dólares : 37571
Fecha de inscripción : 09/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: i gave you something you can never give back — heath.

Mensaje por T. Heath Sheffield el Lun Ago 18, 2014 10:46 pm

 
I love you, don't you mind?
No sé lo que piensas, él tampoco sabía qué pensar. Pensaba que la había perdido y que no había esperanza, pero luego pensaba que le quería y sí había esperanza. Agachó la cabeza y pasó a apoya los codos en el respaldo, resopló a la vez que Jórunn daba aquella calada.

Yo qué sé, dijiste que me querías y aún planeas largarte a Noruega—se sinceró en tono resignado, pasándose una mano por el pelo con la esperanza de que aquel gesto equivaliera a fumar y le tranquilizara. Desde el miércoles, la cajetilla era nueva, sólo quedaba uno, él sabía que no podía seguir a ese ritmo porque lo único que acabaría entrando en sus pulmones sería alquitrán—, así que no, yo tampoco sé qué pienso.

Carraspeó, echándose para atrás y estirando los brazos aún agarrándose al sofá. En cuanto Jórunn terminó de apretar el cigarro en el cenicero él se dio bandera verde para bordear el sofá y sentarse casi a su lado, girando hacia ella. Posiblemente aquello era lo más cerca que habían estado desde el sábado, lo cual no era para nada alentador.

¿En serio? ¿Ya está?—alzó las cejas sorprendido de haberlo conseguido, ¿porque lo había conseguido, no?—. Menos mal, porque mi otra opción era encerrarte en casa y que perdieras el vuelo—bromeó. Y menos mal que lo hizo antes de que ella añadiera lo demás porque la pequeña sonrisa que había conseguido sacar se quebró. Todas se quebraban, sólo era cuestión de segundos—. Hay vuelta atrás si quieres que la haya—murmuró en un intento de consolarse también a sí mismo. La mentira que se volvía realidad si la pronunciaba las veces suficientes. Ya iba una.

Cruzó la distancia que los separaba sin pensárselo mucho porque si lo hacía acabaría arrepintiéndose. Le pasó el brazo izquierdo por los hombros y la atrajo hacia así, en un abrazo; apoyó su cabeza sobre la de Junn, de costado y antes la dejó un beso.
Perdón.
Hay vuelta atrás si quieres que la haya.
jórunn l. nøhr — viernes, 19:20 — piso.
 

avatar
T. Heath Sheffield

Mensajes : 39
Dólares : 37701
Fecha de inscripción : 06/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: i gave you something you can never give back — heath.

Mensaje por Jórunn L. Nøhr el Mar Ago 19, 2014 12:23 am

 
I love you, don't you mind?
 
Yo que sé, yo tampoco sé, no sé; si había algo que odiaba eran las incertidumbres como aquellas, algo a lo que irremediablemente se habían resumido todas sus conversaciones y pensamientos.

También te dije que pensaba que irme era lo mejor para ambos y no lo negaste — recordó con tono decaído, sin ánimo de que sonase a reproche. Se mordió con suavidad el labio inferior, apoyando el codo derecho en su rodilla, y el mentón en la mano. — Pensé que daba igual, que ya estaba todo demasiado estropeado como para que eso cambiara algo. — musitó mirando los restos del cigarro. — Ya sabes, el último arranque de sinceridad — también había pensado que le había perdido, pero eso no lo dijo en voz alta. No verbalizarlo lo hacía menos real.

La broma del tatuado le hizo esbozar una pequeña sonrisa, que se perdió junto a la suya. Giró la cabeza, sorprendida y tentada por sus palabras. No sonaba feliz del todo, tampoco convencido, pero era suficiente para dar paso a la esperanza; deseó que no se quebrase de la misma forma que la sonrisa.

Se estremeció al notar el brazo pasar por sus hombros, pero no se opuso al abrazo. Jórunn estaba cansada de la situación en general y de sentirse mal al escuchar más disculpas. Giró el rostro, enterrándolo en el hombro de Heath, haciendo que la primera sacudida de hombros se confundiese con otro estremecimiento; con la segunda se le escapó el primer sollozo. Seguía sonando a despedida.

Cerró los ojos, intentando contener las lágrimas.
Quiero que la haya — logró musitar con el tono más firme que encontró. Se aferró a la camiseta del americano, escondiéndose todavía más.

Sabía que se notaba que estaba llorando, y que no era la primera vez que él la veía llorar, pero las pasadas no tenían nada que ver con la de ese momento. Quería seguir abrazada a él, disfrutar que le tenía de nuevo cerca y no con la distancia insalvable de días atrás.
t. heath sheffield — viernes, 19:20 — piso.
 

avatar
Jórunn L. Nøhr

Mensajes : 33
Dólares : 37571
Fecha de inscripción : 09/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: i gave you something you can never give back — heath.

Mensaje por T. Heath Sheffield el Mar Ago 19, 2014 11:03 pm

 
I love you, don't you mind?
Claro que no lo negó, en aquel momento no hubiera podido hacerlo, estaba demasiado cabreado y a la par dolido con ella como para decirla que se equivocaba. Jórunn también sabía que se equivocaba. Heath era consciente de que la culpa de todo aquello la tenían ambos por igual, la sensación de derrota a partir de la pelea había hecho aquello. Pero la noruega había enterrado su rostro en su cuello y se había aferrado a su camiseta, y eso se sentía como una marcha atrás. Pero si no dejas de llorar no me quedará más remedio que abrazarte y no queremos eso, Junn.

Le acarició el hombro con el pulgar en cuanto notó que lloraba y sin poder evitarlo la apretujó un poco más contra él, valiéndose de la otra mano. A lo mejor la cercanía les curaba. A lo mejor. Él no quería alejarse más.

En realidad Heath no consideraba que estaban rotos, aquello no estaba roto. Sólo agrietados. Una grieta es un roto sin la separación de las partes. Y, mientras no hubiera separación, había futuro. Hay vuelta atrás si quieres que la haya, dicen que a la tercera va la vencida.

Bien—respondió en voz baja, más como si fuera una broma conciliadora sobre ellos mismos. Ahora sí podía decir 'bien', ahora aquello sí que podía considerarse mejor.

Al par de minutos se echó un poco hacia atrás, aflojando el agarre sobre la y de la teñida. Verla llorar era de esas cosas que le partía aún más el corazón, verla llorar por su culpa no se comparaba a nada. La levantó el rostro, sujetándola por la barbilla y la miró, apretando los labios. No llores, no llores. La mano derecha pasó a la mejilla de Junn y aprovechó para secarle algunas lágrimas con el pulgar.

Volvía a ser un 'ahora o nunca'.
Se echó hacia delante y duró muy poco, mucho menos que todos los anteriores, en parte por miedo a haber interpretado todo mal y que aún así le rechazara. Pero se sintió vivo. Apoyó su frente contra la de ella—. Yo no me arrepiento.
jórunn l. nøhr — viernes, 19:20 — piso.
 

avatar
T. Heath Sheffield

Mensajes : 39
Dólares : 37701
Fecha de inscripción : 06/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: i gave you something you can never give back — heath.

Mensaje por Jórunn L. Nøhr el Miér Ago 20, 2014 4:10 pm

 
I love you, don't you mind?
 
Aquello era lo que tendría que haber hecho en aquella charla en el pasillo. No cruzarse de brazos y resignarse a la derrota. Tampoco decir cosas que en realidad no creía correctas, porque para ella dejar de ver a Heath no era lo mejor. Pero el orgullo, el miedo y la confusión que creaban juntos le habían jugado la misma mala pasada más de una vez. No se permitió pensar más en los errores de los días anteriores, no cuando no podía volver atrás y cambiar cosas.

Hay vuelta atrás si quieres que la haya, eso, en cambio, sonaba a futuro. A un final mejor que volver a Noruega con el corazón roto. A que ese "solo unos días", era cierto. Y mientras intentaba controlar los sollozos no había nada más en su cabeza aparte de Heath y la fuerza con la que la abrazaba.

Escuchar aquel bien provocó una carcajada en la noruega, que si bien se le atragantó fue suficiente para suavizar el llanto. Cuando se separó, con la respiración algo más tranquila y controlada, se pasó una mano por la mejilla mientras que con la otra estiraba la camiseta del americano.

Habría seguido con la mirada perdida en la tela si él no le hubiera hecho alzar la mirada, se esforzó en tranquilizarse del todo cuando se topó con sus ojos.

Fue demasiado efímero, casi irreal. Se inclinó hacia él, inconscientemente, antes de notar la frente del tatuado. En ese momento si que sintió la felicidad de haberse quitado aquel peso de los hombros, de saber que le quería y aquello era recíproco.

Se humedeció los labios antes de dejar asomar una sonrisa y acariciar con cariño la mejilla ajena, recorriendo con la mirada el rostro de Heath.
Yo tampoco lo hago.
t. heath sheffield — viernes, 19:20 — piso.
 

avatar
Jórunn L. Nøhr

Mensajes : 33
Dólares : 37571
Fecha de inscripción : 09/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: i gave you something you can never give back — heath.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.