Últimos temas
» Llamamiento a los admins y users del foro
Jue Ago 11, 2016 6:49 pm por Foxx Ballato

» HIJOS DE LA ANARQUIA | NORMAL
Miér Oct 08, 2014 1:47 pm por Invitado

» Deus ex Heros {Normal}
Dom Sep 28, 2014 4:58 pm por Invitado

» The Loser High [Afiliación élite]
Vie Sep 26, 2014 5:23 pm por Neal O'Neill

» Ever After Kingdom - Foro Disney (Afiliación Elite) (Cambio de botón)
Sáb Sep 13, 2014 1:26 am por Invitado

» A Mil por hora (Af. Elite)
Dom Sep 07, 2014 11:46 pm por Invitado

» The Purge (Afiliación Elite)
Dom Ago 31, 2014 7:31 am por Invitado

» Wilson Academy {afiliación élite}
Jue Ago 28, 2014 11:56 pm por Invitado

» raylene osborne} proceso. ϟ
Jue Ago 28, 2014 8:00 pm por Raylene C. Osborne

Bienvenidos
¿Quién eres?… Da igual… ¿Tienes familia?… Poco importa. En este lugar, solo hay un objetivo y una sola forma para sobrevivir: Ganar.

Corre el año 2016, en la ya conocida y renombrada ciudad de New York. La economía de Estados Unidos y el mundo entero está por el suelo; gente sin empleo y delincuentes abundan en cada esquina, en cada calle. Pero en este lugar, lo único que importa son los automóviles... { Leer más }
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 26 el Lun Jul 14, 2014 10:24 pm.




MEADOW UNIVERSITY City of Delusion RPG After All London City RPG
Fruit of the poisonous tree City of Horror
 photo 35X35_zps70a52503.jpg Ever After Kingdom

29 DE 60 ÉLITES & AFILIADOS NORMALES

It could be dangerous { Michelle }

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

It could be dangerous { Michelle }

Mensaje por A. Killian O'Neill el Jue Ago 07, 2014 2:27 am

— Sin ofender, pero comienzas a parecer un cobarde, Killian.

La voz de Sander hizo que Killian se girase inmediatamente. Podían decirle cientos de cosas. Él era cientos de cosas. Arrogante, egoísta, egocéntrico, petulate, mujeriego, descarado, bastardo... pero él, Aaron Killian O'Neill Winchester, era todo, menos un cobarde. Por lo mismo, aprovechando el impulso del giro, lanzó un puñetazo, el cual golpeó directamente el atontado rostro del no tan joven organizador de largadas. El muy pendejo le había insultado sólo porque Killian no deseaba correr aquella noche, pero si le desafiaba... él era capaz de tragarse lo que había contestado antes, coger las llaves de su coche y correr como si su vida dependiese de ello. Cubriéndose la nariz con la mano, Sander volvió su vista hacia el joven empresario y corredor. No parecía asustado, solo un poco aturdido. Un puñetazo no era suficiente para atontar completamente a alguien que había vivido de cuanto negocio sucio consiguió durante años. Killian arrugó la frente y, simplemente, asintió un par de veces, dando a entender al fin que aceptaba correr.

— La carrera comienza en diez. Puedes llevar a una chica si gustas.

Típico. Eso no era una sugerencia, por más que así sonara. Si no llevaba una chica en el asiento del copiloto, no corría. ¿Qué acaso ya no se podía correr solo, de manera que si hubiese un accidente, no habrían tantos heridos? Killian, por supuesto nunca había tenido un accidente de coche. Luego de los de sus padres, se aseguró de que cada vez que se subiera a un vehículo, tanto él como el mismo automóvil estuviesen en las mejores condiciones. Podría encantarle la adrenalina, pero no era un idiota.

Con la vista, recorrió el lugar en el que se encontraba. Un típico rincón oscuro del Bronx. El Ferrari 458 Italia, préstamo de un viejo amigo italiano, por supuesto, se hallaba aparcado en la acera, ahora rodeado por varios mirones. Era un coche precioso, de color blanco... y de un motor lo suficientemente potente como para hacerlo un coche digno para Killian. Tenía todo. Sólo le faltaba una chica a la cual llevar a su lado en la largada. Sus ojos azul grisáceo se posaron en una cabellera morena. Una sonrisa torcida apareció en el normalmente inexpresivo rostro del mayor de los O'Neill. Se acercó con un aire autoritario y algo pedante. ¿Siempre era así de imbécil? Pues sí, lo era. Y la muchacha a la que se acercaba lo sabía de sobra. Michelle era una de las pocas personas a las que había conocido fuera de todo ese mundo... y con quien tenía contacto dentro de allí también. Era la mejor amiga de su no muy apreciado primo Kyle, pero ella no tenía culpa de la cordialidad hostil que tenían ambos, por lo que había simpatizado con la morena desde un principio. Y se la había encontrado por casualidad también en una largada; ella le había reconocido, aún cuando él había intentado ocultarse. Y bueno... Killian no había perdido oportunidad para ligar con ella, invitándola a acompañarle. Buscando pasar una buena noche con una chica de piernas infinitas, se había ganado una buena bofetada que le había dolido hasta el día siguiente. Pero ella le había después, durante varias carreras. Él no había vuelto a ser tan directo, pero tampoco se había rendido. Estaba gravemente obsesionado con Michelle y su aparente inmunidad a los encantos de Killian.

Se acomodó la chaqueta de cuero y carraspeó, para hacer que la joven se girase hacia él. Desconocía por qué ella estaba allí aquel día, pero poco le importaba.

— Estoy en la largada siguiente y necesito una chica en mi asiento de copiloto — habló con un tono bastante suave —. En resumen, mi querida Michelle, te necesito — le miró fija e intensamente, diciendo aquellas palabras con la fuerza que merecían. Lo decía en serio: la necesitaba —. ¿Me harás el favor de acompañarme? Prometo mantener ambas manos sobre el volante — le guiñó. Joder. Le encantaba jugar a este juego con ella. Provocarla, tentarla. O al menos eso esperaba... quería que funcionase.


We thought that we're greater than universe. But we are just a lot of lifes in a lonely world with nothing more than us.
avatar
A. Killian O'Neill
Admin

Mensajes : 97
Dólares : 36630
Fecha de inscripción : 22/06/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: It could be dangerous { Michelle }

Mensaje por Michelle A. Parker el Vie Ago 08, 2014 8:09 pm

Kyle ¿Por qué nunca contestas ese teléfono tuyo? Llámame y colgó.


Michelle seguía sin saber por qué había escogido venir al Bronx con una de sus vecinas. La chica era un poco menor que ella y claramente estaba más emocionada por ver una de esas actividades ilegales que la propia morena. La chica, más baja que ella y con su cabello más que rubio, saltaba de un lugar a otro, hablando sobre el montón de chicos guapos, de grandes hoyuelos y de grandes bíceps que pasaban justo por frente de ellas.
Siento que terminarás con alguno en la cama.. o en el asiento trasero y soltó una leve carcajada, ahogándola dentro de sus dientes.
—¿Crees que pueda ir con alguno?—
Créeme, muchos buscan chicas guapas antes de empezar. Les gusta llevarlas de co-piloto
—¿Y tú por qué no te montas? Pensé que te gustaba ir en el asiento del co-piloto.
Sólo voy con Kyle, y aparentemente no aparece comentó girándose, buscándolo con la mirada. Ve si consigues algo. y le sonrió de medio lado.

La rubia se dio media vuelta y pasó sus manos por encima de su minifalda antes de alejarse entre el montón de desesperadas y bravucones. Había un mercado de personas de diferentes etnias, colores de piel. Drogadictos, asesinos, pandilleros y un sinfín de especies caminando por los costados de Michelle. Ella se cruzó en hombros, en su pequeña chaqueta de cuero, apretando sus manos contra su cuerpo para intentar mantener el calor que se perdía lentamente. Sus dedos estaban un poco entumecidos por la noche y sabía que su nariz estaba por igual. Miró nuevamente la pantalla de su teléfono y estuvo a punto de volver a presionar el botón de llamada para llamar al rubio, o al menos tenía la intención antes de ser interrumpida por Killian. Le habló como si fuesen jugado videojuegos juntos todo el día. Sí, Killian, buenas noches para ti también, que educado de tu parte le interrumpió luego de soltar la primera frase, sonriéndole de medio lado, sin siquiera girar su cuerpo totalmente hacia donde estaba él. El chico Winchester como siempre, tenía una gran avaricia por llevarla a ella sentada en el asiento a un lado de él. Tardó en responder, mirando a los lados, como si estuviese buscando exactamente a alguien, pero ésta vez no se trataba de Kyle, se trataba de alguien más.

Alzó la mano, sin importarle si la chica veía que le señalaba Esa chica te está mirando desde hace rato, probablemente si le pides a ella te diga que sí. Ésta vez si se giró hacia donde estaba él. No me voy a subir al auto contigo, Killian, sabes que sólo le confío el volante en una de esas carreras a Kyle. Se dio media vuelta, lo suficientemente cerca de él como para golpearle en la cara con su larga cabellera de puntas rubias, dando un par de pasos hacia adelante para intentar alejarse de su presencia. Seguía sin entender, por mucho que lo meditara, la verdadera razón por la cual el ojiazul le buscaba a ella para ser su compañera de viaje. A su derecha y a su izquierda, había un montón de chicas haciéndole ojitos, jugueteando con su cabello e incluso haciéndose lo suficientemente mosquitas muertas como para acercarse hacia él, admirando un par de autos y soltando baboseadas como que le gustaría viajar en uno de ellos; y a pesar de todo eso, seguía buscándole desde atrás. No sabía cuántas veces le había rechazado y cuántas carreras había corrido solo o en compañía de otra chica, pero no parecían ser las suficientes como para que él no dejara de intentarlo. Rodeó los ojos, esperando a que no le siguiera por detrás.

Esperaría quizás unos diez minutos más antes de largarse. No tenía casi seguir esperando entre la multitud por alguien que quizás no llegaría.
avatar
Michelle A. Parker

Mensajes : 25
Dólares : 34990
Fecha de inscripción : 30/07/2014
Edad : 23
Localización : Nueva York.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: It could be dangerous { Michelle }

Mensaje por A. Killian O'Neill el Dom Ago 17, 2014 8:05 pm

Killian no pudo evitar soltar una leve carcajada al oír la corrección a sus modales por parte de la joven Michelle. - Ouch, eso sonó a reproche... - musitó, rodando los ojos, sin la intención de que ella le escuchase ni, mucho menos, le respondiese.

Miró hacia donde señalaba. Una rubia alta con tacones y un cuerpo espectacular, enfundada en un vestido de minifalda que dejaba muy poco a la imaginación, movió su cabellera, restandole importancia al dedo que la apuntaba, no sin antes de dedicarle una mirada significativa a Killian. "Demasiado fácil", comentó su mente. Era claro que le era bastante difícil resisitirse a una noche divertida sin necesidad de mucho trabajo, pero... No, no, las mujeres fáciles eran algo típico en su rutina. Si rechazaba a una de vez en cuando no sería mucha la diferencia. Siempre habría otra esperando tras de una.

- Por favor; no me gustan las rubias - comentó, encogiéndose de hombros. Con el tiempo había aprendido que las rubias eran las mujeres que le eran más fáciles de conseguir, aún cuando solían hacerse las difíciles por los primeros cinco minutos -. Por el contrario, me encantan las puntas rubias - sonrió autosuficiente al sentir el cabello de la joven en su rostro, sintió aquel agradable aroma, obviando el comentario de que ella solo le confiaba el volante a Kyle. Se contuvo de rodar los ojos, aún cuando ella ya no le miraba a la cara y se alejaba a paso firme. Presionó un poco los labios y se quedó allí, parado, con los puños apretados. ¿Cual sería su próximo movimiento? El orgullo le pedía que se girase y se alejase tambien, que hiciese como si aquel súbito rechazo no había herido levemente bajo la costilla izquierda a su bien parecido ego, que buscase a una de las tantas mujeres hermosas que se hayaban en el lugar y que, estaba seguro, de que serían mucho más fáciles de convencer.

Pero Killian no lo hizo. Por una vez en su vida, no deseaba hacer caso a su orgullo ni irse con una de las tantas mujeres que rogaban por atención masculina. Esta vez deseaba a una mujer que al parecer no le deseaba a él, un caso extraño para Killian. En su mayoría, ninguna se negaba a un beso luego de los primeros diez minutos. Las demás, lo hacían incluso antes. Y el ojiazul había acabado por obsesionarse por aquella morena.

Al ver que la joven se alejaba cada vez más, Killian se giró, sin prestar atención a ninguna de las mujeres que le coqueteaban "disimuladamente", aunque se notaba demasiado. Encontró a quien buscaba e hizo señas para que Sander le mirase, lo cual no tardó en ocurrir. Le dedicó una negación con la cabeza y se encogió de hombros, en señal de que no correría la carrera. Sander le enseñó el dedo de en medio, a lo que el azabache soltó una breve carcajada. Entonces, volvió a dar media vuelta y trotó hasta llegar junto a la bella Michelle.

- Vale, me has hecho perder una carrera - dijo, haciéndose el dolido -. Creo que al menos puedes acompañarme con una copa, como compensación - frunció el ceño, hablando completamente serio, aunque con suavidad -. Luego puedo llevarte a tu casa, si quieres - ofreció -, porque al parecer tu amiguita está ocupada con Gregor - señaló a la muchacha de cabello castaño claro que coqueteaba y se mantenía muy cerca de un conocido de Killian - y mi no-muy-querido-primo no ha asomado las narices por aquí, lo cual es bastante extraño - sonrió sin poder evitarlo. Se adelantó entonces, de forma inesperada, quedando justo frente a ella, quizás demasiado cerca -. Acepta esto. Sólo una vez. No me propasaré y... juro que no volveré a molestarte - pidió, casi suplicando, poniendo aquellos ojos de perrito que sólo él podía al tener aquellos ojos azul grisáceo y con los labios fruncidos en un intento de puchero. Vamos, hablaba de verdad. Killian nunca ofrecía no propasarse dos veces en un mismo día.


We thought that we're greater than universe. But we are just a lot of lifes in a lonely world with nothing more than us.
avatar
A. Killian O'Neill
Admin

Mensajes : 97
Dólares : 36630
Fecha de inscripción : 22/06/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: It could be dangerous { Michelle }

Mensaje por Michelle A. Parker el Lun Ago 18, 2014 8:06 pm

Atuendo:

Se cruzó en hombros, con el teléfono en una de sus manos, dándole giros con ayuda de sus pulgares, mirando con una ceja arqueada al resto de las chicas que pasaban por en frente de ella. Muchas de ellas parecían desesperadas, andantes en sus tacones de plataforma más altos que la torre Eiffel y con sus tobillos pidiendo auxilio ante semejante caminar. Muchas parecían que se iban a desarmar, si bien intentaban sacar lo mucho que tenía otras preferían obligarse a sacar lo que no tenían. Ni se imaginaba el frío que deberían estar sintiendo entre sus tan cortos vestidos y minifaldas y Michelle, con a penas y sus manos al aire libre tratando de no congelarse. Amaba el frío, y más allá de todo, era más feliz con toda la ropa que pudiese encima. Parecía que su amiga ya había encontrado lo que quería y lo que había ido a hacer esa noche, mientras que la morena, parecía ser como la chica a la que habían dejado planteada. De seguro y el rubio estaba entre las sábanas de quién sabe quién. —Maldito promiscuo— refutó entre dientes, volviendo a intentar una vez más llamar a su teléfono, que nuevamente, le desviaba tranquilamente hacia el buzón de voz. Perdió la cuenta de cuántos mensajes le había dejado y no iba a parecer como una tonta delante de todo ese montón de personas, así que lo mejor que podía hacer era buscar un taxi que la llevara hasta su casa, pero cuando se giró, nuevamente la imagen de Killian y sus ojos azules se interpusieron en su camino. Apretó un poco los labios, sin descruzar sus brazos y sin muchas posibilidades de pasar por un lado de él, y seguir; pues a como era él, con suerte y se lo permitiría.

—Yo no te dije que no corrieras— arrugó un poco su nariz, arqueando una de sus cejas para negar con el mentón. ¿Había preferido no correr a correr sin ella? Imposible de creer. Se quedó callada, pues no respondió a primera instancia su petición. Una cosa era viajar en un auto en plena carrera con él, y la otra era que le invitara a beber algo. Miró a su alrededor y no... seguía sin ver a Kyle por ningún lugar. El vaho salió levemente desde sus labios, en vista del frío que hacía en la noche, un frío que ella intentaba ocultar. Se ocultó en hombros antes de responder —Pues no veo a tu no-tan-querido-primo por aquí, así que puede que te acepte algo antes de irme a mi casa y a no quedar como una tonta en frente de todos.— y prefirió caminar a su lado, a un pequeño bar que estaba a un par de calles, lejos de todo aquél estruendoso sonido de los motores y con la famosa carrera ya a punto de iniciar.

Entró antes que él al lugar y había pedido clemencia cuando la leve calefacción del lugar empezó a calentar sus manos. —Gracias a Dios, estaba muriendo de frío. Poco resistente soy— comentó casi apenada por decirlo, quitándose la chaqueta que cargaba encima, y dejándola en sus piernas al momento de sentarse en una de las sillas altas del bar. —Un escocés, por favor— comentó tranquila, mientras le servían un par de centímetros en el vaso frente a ella, dándole un trago y acariciando las puntas de su cabello. —Supongo que ésta es la parte en la que me dices por qué no haz ido a esa carrera. Pensé que no te gustaba detenerte por nada... ni por nadie.—
avatar
Michelle A. Parker

Mensajes : 25
Dólares : 34990
Fecha de inscripción : 30/07/2014
Edad : 23
Localización : Nueva York.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: It could be dangerous { Michelle }

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.