Últimos temas
» Llamamiento a los admins y users del foro
Jue Ago 11, 2016 6:49 pm por Foxx Ballato

» HIJOS DE LA ANARQUIA | NORMAL
Miér Oct 08, 2014 1:47 pm por Invitado

» Deus ex Heros {Normal}
Dom Sep 28, 2014 4:58 pm por Invitado

» The Loser High [Afiliación élite]
Vie Sep 26, 2014 5:23 pm por Neal O'Neill

» Ever After Kingdom - Foro Disney (Afiliación Elite) (Cambio de botón)
Sáb Sep 13, 2014 1:26 am por Invitado

» A Mil por hora (Af. Elite)
Dom Sep 07, 2014 11:46 pm por Invitado

» The Purge (Afiliación Elite)
Dom Ago 31, 2014 7:31 am por Invitado

» Wilson Academy {afiliación élite}
Jue Ago 28, 2014 11:56 pm por Invitado

» raylene osborne} proceso. ϟ
Jue Ago 28, 2014 8:00 pm por Raylene C. Osborne

Bienvenidos
¿Quién eres?… Da igual… ¿Tienes familia?… Poco importa. En este lugar, solo hay un objetivo y una sola forma para sobrevivir: Ganar.

Corre el año 2016, en la ya conocida y renombrada ciudad de New York. La economía de Estados Unidos y el mundo entero está por el suelo; gente sin empleo y delincuentes abundan en cada esquina, en cada calle. Pero en este lugar, lo único que importa son los automóviles... { Leer más }
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 26 el Lun Jul 14, 2014 10:24 pm.




MEADOW UNIVERSITY City of Delusion RPG After All London City RPG
Fruit of the poisonous tree City of Horror
 photo 35X35_zps70a52503.jpg Ever After Kingdom

29 DE 60 ÉLITES & AFILIADOS NORMALES

Tigers and wolves. Isn't a good idea. || Foxx

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tigers and wolves. Isn't a good idea. || Foxx

Mensaje por Effie S. Cooper el Jue Jul 31, 2014 10:33 am

¿Cómo coño había acabado en Queens? A ver, había salido para robar unas cuentas carteras, que era miércoles y ya tenía que ir recaudando dinero para poder costearse el fin de semana. Hasta ahí estaba claro, pero coño, ¿tanto había andado? No lo recordaba, había comenzado en Brooklyn y antes de darse cuenta estaba en Queens. Coño, pues sí que se había empanado durante el trayecto. Joder, tenía que dejar de fumar tanto, estaba empezando a afectarle de verdad. Se paró en un callejón para recontar todo el dinero que había conseguido, el cual llevaba bien guardado en el interior del sujetador. Sí, los shorts eran muy monos y sexys, pero los bolsillos eran una putísima mierda. 50, 80, 120, 200... 250 dólares en total. Bueno, no estaba mal, y aun podía robar más entre el jueves y el viernes por la mañana, así que era hora de volver a casa. A ver qué se encontraba. Igual Kayden había ganado alguna pelea y tenían un extra, o igual tenía que volver a colocarle el hombro en su sitio.

Salió de aquel callejón y emprendió la vuelta a casa. No llevaba demasiado andado cuando calló en la cuenta de que igual le salía más a cuenta pillarse un bus o el metro, porque le quedaba un buen camino hasta casa, pero prefirió agotarse primero, luego ya si no le quedaba otra cogería el bus más directo. ¿No hacía demasiado calor para ser septiembre? Bueno, vale, no se había percatado de eso hasta que no pasó por una cervecería. Joder, una cervecita fresca era demasiado tentadora y Effie no es buena resistiendo tentaciones, ella es más de pecar, y luego si eso, arrepentirse, o tampoco. Al final se convenció a sí misma de que no pasaba nada si se gastaba un poco en una buena cerveza, joder, se lo había ganado.

Se adentró en el local y tomó asiento junto a la barra esperando a que el camarero que se encontraba tras ella la atendiera. Pidió una "Coronita" cuando el chico se acercó y mientras le servían, se entretuvo en mirar los alrededores del lugar y la gente que allí se encontraba. Y, para su sorpresa, a unos metros en la barra se encontraba una rubia a la que conocía bien. Foxx.
La morena no reaccionó al verla, porque no sabía cómo hacerlo. Joder, la rubia le caía bien, no era su amiga del alma pero coño, para irse de fiesta juntas le valía, y más de una vez habían acabado juntas en algún local de mala muerte tras las carreras. La cosa era que recientemente había descubierto que la rubia era una loba y eso no le hacía ni puta gracia. Si era una loba, no podía llevarse bien con ella, tenía que odiarla y punto, no había más vuelta de hoja. Tenía que dar ejemplo de lo que constantemente decía a los suyos.
avatar
Effie S. Cooper

Mensajes : 51
Dólares : 38075
Fecha de inscripción : 13/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tigers and wolves. Isn't a good idea. || Foxx

Mensaje por Foxx Ballato el Mar Ago 05, 2014 6:58 pm


Tigers and wolves. Isn't a good idea.

Que día de mierda, pensó, cansada, mientras se dejaba caer en uno de los taburetes de la barra de aquella maloliente cervecería en Queens. Secó una gota de sudor que recorría su mejilla y le hizo una señal al camarero con la cabeza para que la atendiera. Tenía intención de pedir una Budweisser bien fría, pero en cuanto sus ojos recorrieron los estantes en donde tenían el alcohol, un whisky se le antojó mucho más sabroso y confortante. Y dado el largo día que había tenido, realmente necesitaba algo que la reconfortara.

Todo había comenzado con aquella extraña llamada al taller esa mañana. Solicitaban sus servicios en una de las zonas rojas de Queens, aunque eso no era lo extraño. Ella trabajaba con personas de las zonas rojas de todo New York, nadie de clase media o alta la querría a ella revisando su auto. Lo extraño fue lo poco que le supieron decir acerca del problema del auto, dado que por lo general se trataban de corredores clandestinos que conocían a sus autos de memoria. También le resultó llamativo el hecho de que el hombre sonara tan esquiva a la hora de darle más información personal, ni siquiera le dio la dirección de una casa. No, sólo le pasó dos calles y le dijo que la encontraría allí. Cuando Foxx preguntó su nombre, él simplemente respondió: "sabrás reconocerme". Por alguna extraña razón, esto le provocó un escalofrío en la espalda. Pero no reprochó, Foxx iba por negocios y el tipo parecía estar dispuesto a pagar bien por que le arreglara la máquina, así que, ¿realmente importaba quién fuera? Su voz sonaba familiar, pero había demasiado ruido de ambos lados del teléfono como para asegurar que era alguien a quien ella conocía. Además, no recordaba tener contactos por el lado de Queens.  

Así fue que, sin estar del todo convencida, tomó el bus hacia Queens a la hora pactada. Llevaba puesta una camiseta sin mangas de AC/DC, bastante rota y manchada, que dejaba ver su ombligo y colgando de su hombro derecho iba una cartera color verde militar llena de herramientas en el bolsillo principal, mientras que en un bolsillo escondido llevaba un arma Glock 17 calibre 22. Pequeña, cómoda, fácil de manejar y muy peligrosa. No sabía con quién se iba a encontrar, por lo que era mejor ir prevenida. Foxx era una maestra en lo que respectaba a armas, especialmente si eran de fuego. No fallaba un tiro y siempre sabía cuándo era la hora de disparar. Unos shorts de jean cubrían apenas sus glúteos y en sus pies iban los infaltables tacones color rosa que adoraba utilizar, tan sólo para confundir a las personas. Cuando bajó, en el destino, comenzó a caminar tranquilamente hacia la esquina donde había quedado con el hombre. Pero estaba tan sólo a una cuadra cuando lo vio y se detuvo en seco. Era él. La pesadilla de Amelia. No de Foxx, sino de Amelia. Una de las razones por las que se había ido de New York en primer lugar. El que le había mostrado un mundo nuevo, lleno de oscuridad y veneno. ¿Cómo había dado con ella? ¿Cómo era que había averiguado su paradero? No importaba, no era momento de pensar en eso. Era momento de huir, cuanto antes. No podía ser vista. Era una emboscada y ella estaba a punto de caer como una mosca en una telaraña.

No corrió, no quería quedar evidente. Tomó su celular y fingió estar leyendo algo, mientras que con su mirada periférica se aseguraba que nadie la notara. Un grupo de adolescentes se acercaba a paso rápido a ella y supo que era su oportunidad de huir. Permitió que pasaran a su lado y volteó enseguida para seguirlos, pretendiendo que estaba con ellos. Agradeció que parecieran estar apresurados y distraídos, sacándola de allí en un santiamén sin siquiera saberlo.    

Fue así cómo terminó en aquel lugar, bebiendo whisky como endemoniada. Tendría que haber vuelto a casa, pero era obvio que la iban a estar buscando allí. Era más seguro quedarse lejos del taller por un rato, desaparecer unas horas o tal vez un día o dos. Volverían por ella, pero no tan pronto. Para cuando quiso acordar, ya iba por el cuarto vaso y el lugar comenzaba a darle vueltas.
- Rellénalo, dulzura -dijo, arrastrando las palabras, mientras apoyaba el vaso vacío sobre la barra y le guiñaba un ojo al muchacho que la estaba atendiendo. Una Foxx ebria era una Foxx puta, todos lo sabían. Por eso a todos les agradaba más cuando estaba borracha. El chico sonrió y le sirvió más whisky.
- ¿Luego te puedo rellenar a ti? -le respondió mientras guardaba la botella y Foxx rió, coqueta, negando con la cabeza. Puta, pero no tanto.

De repente, escuchó que la puerta del bar se abría. Lentamente, volteó a curiosear y su rostro casi se cae de la indignación. ¿Effie? ¿Qué hacía ella ahí? Enseguida devolvió la mirada a su vaso y apretó los labios. ¿Cómo se suponía que debía actuar? Lo mejor sería salir de allí y no volver a Queens, jamás. Dos indeseables en un día eran suficiente. Aunque si no fuera por su pandilla, Effie no hubiera entrado en la categoría de indeseable. Foxx era complicada, por decirlo de la manera más suave posible, y detestaba a la mayor parte de las personas. Pero cuando había conocido a Effie se había sentido bien, increíblemente no había sentido rechazo hacia ella y justo cuando creyó que podrían tener un buen trato, la verdad sale a la luz y se entera que pertenece a la pandilla contraria. La vida realmente se burlaba de Foxx, por eso Foxx jamás se la tomaría en serio.

Como pudo, la rubia se levantó del taburete y cuando estuvo dispuesta a comenzar a caminar, alguien la tomó con fuerza por el brazo.
- Eh, preciosa, o me muestras tus bragas o me muestras tus billetes -el hombre que le había estado sirviendo había adivinado su intención de irse sin pagar y la había detenido, pronunciando esas palabras lo suficientemente alto como para que todos los que estaban en la barra lo escucharan. Foxx, enfurecida, intentó librarse de un tirón. Pero el hombre era fuerte y ella no estaba en sus mejores condiciones, por lo que entre los dos comenzaron a forcejear, mientras Foxx soltaba toda clase de improperios, armando una escena en cuestión de segundos.       

with the beast inside, there's nowhere we can hide

avatar
Foxx Ballato

Mensajes : 44
Dólares : 38018
Fecha de inscripción : 06/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.