Últimos temas
» Llamamiento a los admins y users del foro
Jue Ago 11, 2016 6:49 pm por Foxx Ballato

» HIJOS DE LA ANARQUIA | NORMAL
Miér Oct 08, 2014 1:47 pm por Invitado

» Deus ex Heros {Normal}
Dom Sep 28, 2014 4:58 pm por Invitado

» The Loser High [Afiliación élite]
Vie Sep 26, 2014 5:23 pm por Neal O'Neill

» Ever After Kingdom - Foro Disney (Afiliación Elite) (Cambio de botón)
Sáb Sep 13, 2014 1:26 am por Invitado

» A Mil por hora (Af. Elite)
Dom Sep 07, 2014 11:46 pm por Invitado

» The Purge (Afiliación Elite)
Dom Ago 31, 2014 7:31 am por Invitado

» Wilson Academy {afiliación élite}
Jue Ago 28, 2014 11:56 pm por Invitado

» raylene osborne} proceso. ϟ
Jue Ago 28, 2014 8:00 pm por Raylene C. Osborne

Bienvenidos
¿Quién eres?… Da igual… ¿Tienes familia?… Poco importa. En este lugar, solo hay un objetivo y una sola forma para sobrevivir: Ganar.

Corre el año 2016, en la ya conocida y renombrada ciudad de New York. La economía de Estados Unidos y el mundo entero está por el suelo; gente sin empleo y delincuentes abundan en cada esquina, en cada calle. Pero en este lugar, lo único que importa son los automóviles... { Leer más }
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 26 el Lun Jul 14, 2014 10:24 pm.




MEADOW UNIVERSITY City of Delusion RPG After All London City RPG
Fruit of the poisonous tree City of Horror
 photo 35X35_zps70a52503.jpg Ever After Kingdom

29 DE 60 ÉLITES & AFILIADOS NORMALES

Forbidden Fruit » Andnej K. Cearley

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Forbidden Fruit » Andnej K. Cearley

Mensaje por Aisha M. Roth el Lun Jul 28, 2014 6:21 pm

Forbidden Fruit


El agua caliente estaba logrando destensar los músculos de su cuerpo, aliviar la tensión acumulada en los últimos días — Logro resistirlo todo, salvo la tentación. No hay mejor forma de librarse de la tentación que cayendo en ella. — susurró con una amplia sonrisa en los labios, Se retiró de la bañera con una gran toalla que ocultaba su cuerpo desnudo. La adrenalina consumía su cuerpo, necesitaba relajarse, olvidarse de los que todos llaman ''Problemas''  se acercó a la ventana descubriendo que la luna ya regía en el cielo. Aquella noche, las puertas de la oscuridad se abrirían para ella como si fuera un ente maravilloso y perfecto. Sabía que algo que le llamaba en la sombra, lo sentía desde hacía muchísimo tiempo. Tanto, que a veces el ahora se le hacía más pasado que otra cosa.

El mundo no cambiaba, todo seguía igual y, una parte de su interior se retorcía ante el hecho de ver pudrirse el lugar en el que existía. ¿Cómo podían ser todos tan sumamente ingenuos? ¿Qué deseaba? A veces era tal la angustia de desear saberlo que la propia rabia conseguía dominar todo su corazón. La luna, tan inerte, plateada y brillante para llamar nuestra atención sólo a ella, es inevitable verla primero y después, notar las estrellas. ¿Pero no es sencillamente peculiar como la noche puede ser más enigmática?, animales nocturnos salen, y viven una vida en esos ámbitos para su mejor goce. Mientras que los diurnos ignoran esa agitada vida. Por la noche, es donde las personas ejecutan sus planes secretos, y los amantes se encuentran. La noche hacía que su corazón latiera mas rápido. Con expresión neutra la ojiazul disponía a cambiar su atuendo.

Su cabello  lo llevaba  suelto, dejando así que sus rizos sedosos y perfectos cayeran sobre sus hombros como enredaderas. Dejando a la vista el vestido negro holgado y suelto... un corte que deja los hombros totalmente descubiertos y sólo se escondían bajo su larga cabellera suelta. Dos cortes para sus piernas, que sólo deja a la vista sus piernas cuando camina. Siempre llevaba además unas gafas con las que escondía sus ojos azules. Por supuesto también le gustaba el aspecto que le daban: un aspecto de sensualidad intelectual. Termino por dejar sus labios de un color rojo tan intenso, como la sangre. Subió al coche tratando así de encontrar un lugar que concordará con sus gustos.

Se estacionó donde creyó prudente, bajo del auto ladeando el rostro. Entornó los ojos empezando a caminar con pasos elegantes, meneando sus caderas de lado a lado mientras avanzaba. Su cabello negro como el ébano resbalaba sobre su cuerpo. Se encontró frente al bar antes de entrar lo pensó dos veces, pero terminó por entrar. Comenzó a hacer resonar sus tacones, queriendo anunciarse de esa manera. Sus pasos la guiaron hacía la barra, Se había hincado ligeramente, cuidando siempre de mantener una pose femenina y delicada, Tarareaba la canción en espera de alguna persona que le atendiera.

Andnej — Bar  — Queens 


Última edición por Aisha M. Roth el Miér Ago 06, 2014 8:19 pm, editado 2 veces
avatar
Aisha M. Roth

Mensajes : 56
Dólares : 36761
Fecha de inscripción : 06/07/2014
Edad : 22
Localización : In you mind.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Forbidden Fruit » Andnej K. Cearley

Mensaje por Andnej K. Cearley el Mar Jul 29, 2014 5:22 pm




Forget what hurt you but never forget what it taught you

con Aisha M. Roth ₪ Queens ₪ Bar ₪ de noche
Forbbiden fruit
Me encontraba rondando una de las calles de Queens, el condado más diverso étnicamente de los Estados Unidos. Solía divertirme observando a la gente pasar. Intentaba adivinar quienes eran, de dónde venían, cuál era su historia. Porque todo el mundo tenía una historia, podía ser para contarla o para guardarla, pero nadie se libraba de tener un pasado. Mi pasado en concreto no había sido exactamente lo que un niño hubiera preferido vivir, pero por raro que pareciera, había momentos en mi vida en los que no quería cambiar ese pasado, porque los hechos hacen a las personas. Y si a mis 22 años era así, se debía gracias a todo lo que había tenido que pasar.

Una niña pequeña se me quedó mirando. Llevaba un buen abrigo, tenía el cabello rubio y los ojos azules. En su mano derecha, una bolsa con un estampado del famoso Mickey Mouse. Me habría gustado ver esa película que había visto días antes en el videoclub… ¿Era una versión porno de La casa de Mickey Mouse? Sentía curiosidad por saber con quién se lo montaba el ratoncito, ¿con Minnie o con Daisy?

Sonreí amargamente a la niña, que dio un paso atrás y salió corriendo a los brazos de su madre.

Estúpidos críos… —me relamí los labios resecos y cortados a causa del frío de la calle, y me llevé el cigarrillo a la boca, dando una calada muy profunda.

Decidí que tenía que moverse si no quería morir congelado en las odiosas calles de Nueva York. Mientras caminaba entre el gentío, sentía cómo la temperatura se colaba bajo mi abrigo, que servía para todo menos para calentar. El tabaco poco servía para mantener mi interior al cuidado de la intemperie y mi ronca voz se hizo escuchar por encima de un coro de niños que cantaba en la calle para recaudar dinero para la caridad. Dejé caer una de las pocas monedas que poseía frente a los niños (a los cuales antes había insultado) y suspiré, entrando a continuación en el primer bar que pillé abierto sin dignarme a apagar el pitillo.

Apoyé los codos en la barra, sin mirar a la chica de al lado. Simplemente me medio tumbé sobre la mesa que me separaba del camarero, tiré de su manga como si fuera mi amigo de toda la vida, y sonreí con dientes amarillentos.

Whisky. Paga ella. —chasqueé los dedos y apagué el cigarro en la madera de la barra de aquel apestoso local—.  
avatar
Andnej K. Cearley

Mensajes : 20
Dólares : 35724
Fecha de inscripción : 27/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Forbidden Fruit » Andnej K. Cearley

Mensaje por Aisha M. Roth el Mar Jul 29, 2014 9:12 pm

Forbidden Fruit


Sentía la acumulación de emociones, le habían arrebatado el amor de una madre, todo para poder mantenerle bajo una vida que no debía llevar. No podía darse el lujo, solo una vez, de ser vulnerable, de expresar lo que sentía. Suspiraba por la tristeza que sentía dentro de ella. Era complicado vivir así, sintiendo cosas que ni siquiera eran suyas. Todo el peso del mundo sobre sus hombros. En silencio, Una lágrima brillante y diáfana recorrió mi mejilla, yendo a parar a la comisura de mis labios. Saboreé su sabor salado, amargo como su alma. En su mente tenía  sentimientos, deseos y tentaciones, esperanzas y sueños; Sufre, respira, se enoja, cae, se levanta, En fin sacudió la cabeza ignorando aquellos pensamientos después de todo, la debilidad no permanecía por mucho tiempo.

Comenzó a observar el lugar, La gente parece un mar de color, entre movimientos, gritos y otros. Incluso huele a cigarro, y el alcohol se vende sin freno, escuchaba uno que otro murmullo, mientras estaba apoyada en la barra. Le repugnaban sus sonrisas arrogantes, altivas, llenas de violencia, agresividad e ignorancia y a la vez vacías. El Mundo sería un lugar mejor sin estas alimañas. Parpadeó y apretó los labios, componiendo una mueca más o menos airosa. Realmente no le importaba nada. Algunos de sus sentimientos eran algo peligrosos, por lo que debía esconderlos y controlarlos cada día, cada hora, cada minuto.

Suspiro suavemente, dejando que la música que ya contagiaba a todo el lugar, complaciera sus sentidos auditivos. La adrenalina era algo que estaba dentro suyo. El ambiente dentro del lugar parecía muy caldeado, solo al entrar podía ver a todos aquellos jóvenes que intercambiaban pastillas de tal o cual droga. — Vino — Soltó con una voz suave e hipnotizante…  una tonalidad simplemente embellecedora. Tomó en sus manos la bebida que hacía tiempo no bebía, la necesitaba, mojó sus labios del licor antes de poder continuar. Justo cuando ya empezaba a aburrirse, había hecho su llegada alguien qué por alguna circunstancia conocía. Escuchó sus palabras y abrió los ojos de par en par ¿Qué demonios? Enarcó ambas cejas con desentendimiento, él camarero le miró en busca de una respuesta, ella solo asintió con la cabeza.

Sonrió de forma delicada y apenas curvando sus labios gruesos mientras le miraba atentamente  — Vaya, vaya... — Aquella última frase la pronunció de forma lujuriosa y casi ronroneante, Con un rápido movimiento ladeó el rostro  — No esperaba verte por aquí — añadió, juguetona, sonriendo con picardía. Se encontraba muy alerta, pero sin perder en ningún momento su serenidad. Se cruzó de piernas, provocando que el vestido se le alzara ligeramente, revelando una vez más sus hermosas piernas. Entonces decidió quitarse las gafas, liberando así el brillo potente de sus orbes azules como topacios pulidos. Mientras tanto volvía a recostarse en el respaldar de la silla, La copa de vino se movía al compás de su mano, y su matiz escarlata ciertamente le recuerda a la sangre a la que estoy tan acostumbrada a ver. Sonrío mientras se acercaba la copa de vino a los labios.

Andnej — Bar  — Queens 


avatar
Aisha M. Roth

Mensajes : 56
Dólares : 36761
Fecha de inscripción : 06/07/2014
Edad : 22
Localización : In you mind.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Forbidden Fruit » Andnej K. Cearley

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.