Últimos temas
» Llamamiento a los admins y users del foro
Jue Ago 11, 2016 6:49 pm por Foxx Ballato

» HIJOS DE LA ANARQUIA | NORMAL
Miér Oct 08, 2014 1:47 pm por Invitado

» Deus ex Heros {Normal}
Dom Sep 28, 2014 4:58 pm por Invitado

» The Loser High [Afiliación élite]
Vie Sep 26, 2014 5:23 pm por Neal O'Neill

» Ever After Kingdom - Foro Disney (Afiliación Elite) (Cambio de botón)
Sáb Sep 13, 2014 1:26 am por Invitado

» A Mil por hora (Af. Elite)
Dom Sep 07, 2014 11:46 pm por Invitado

» The Purge (Afiliación Elite)
Dom Ago 31, 2014 7:31 am por Invitado

» Wilson Academy {afiliación élite}
Jue Ago 28, 2014 11:56 pm por Invitado

» raylene osborne} proceso. ϟ
Jue Ago 28, 2014 8:00 pm por Raylene C. Osborne

Bienvenidos
¿Quién eres?… Da igual… ¿Tienes familia?… Poco importa. En este lugar, solo hay un objetivo y una sola forma para sobrevivir: Ganar.

Corre el año 2016, en la ya conocida y renombrada ciudad de New York. La economía de Estados Unidos y el mundo entero está por el suelo; gente sin empleo y delincuentes abundan en cada esquina, en cada calle. Pero en este lugar, lo único que importa son los automóviles... { Leer más }
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 26 el Lun Jul 14, 2014 10:24 pm.




MEADOW UNIVERSITY City of Delusion RPG After All London City RPG
Fruit of the poisonous tree City of Horror
 photo 35X35_zps70a52503.jpg Ever After Kingdom

29 DE 60 ÉLITES & AFILIADOS NORMALES

Don't let it consume you

Ir abajo

Don't let it consume you

Mensaje por Samwell H. Summers el Dom Jul 27, 2014 7:57 pm

Viernes, 1:30 AM, 2016

El rugido de los motores era ensordecedor, para quien no estuviera acostumbrado a ellos. Sin embargo, se veía ofuscado la mayor parte del tiempo, por el resonar acústico de cientos de estéreos de calidad. La música, acorde al coche variaba desde los ritmos más undergound hasta el rock más clásico, pasando por el rap, hip hop y reggaeton. Se podían apreciar las bandas y pandillas asociadas, arreglando sus negocios, vendiendo su mierda. Y por otra parte como las distintas etnias, grupos sociales o grupos de corredores pasaban el tiempo.

La carrera había largado hacia las doce de aquel día, Lorraine iba en su coche. El que siempre le prestaba, un Audi TT modificado por él mismo. Era una máquina de ingeniería industrial precisa, rápida y llamativa. Toda una joya de la industria automotriz moderna. Con todas las modificaciones y perfecciones que el policía conocía y había aplicado. Y pese a todo eso, aún temía. Pero no como el primer día en que se lo había prestado, donde temía por su coche. Desde hacía un tiempo había dejado ese temor atrás, el coche había sido relegado a un segundo plano de importancia. Y el primero lo ocupaba a esa altura su conductora, de melena cobriza, entre castaña y pelirroja. Samwell estaba apoyado contra el cofre de su Chevrolet Camaros SS del '70 cruzado de brazos y protegido del frío por su cazadora de cuero color café. Miró el reloj de su muñeca expectante. Marcaba la una y media de la madrugada. Ya estaban por llegar.

Y en efecto, ni bien levantó la mirada, para ver pasar a dos chicas, que con suerte e iban vestidas, un nuevo rugido cortó el ambiente. Por costumbre todos apagaron sus coches y la música. Aquel rugido era el de un motor a toda velocidad, acelerando hasta el fondo. Estaban por llegar los que partieron de la largada. Todos voltearon sus rostros hacia el final de la avenida, donde los coches estacionados, dejaban espacio en el medio para el paso de los autos. Todos giraron, menos él, ya había reconocido el ruido de aquel motor, cerró los ojos y sonrió sin enseñar los dientes. Contó apenas cuatro segundos y el ruido de neumáticos quemando contra el asfalto, frenando a toda velocidad, quejándose ante un giro del volante para que el auto coleara, llegó hasta sus oídos. Lorraine había ganado. Abrió los ojos y no se separó del capot de su coche, pero sonreía aun más ampliamente en lo que el público rodeaba el coche de a poco y el resto de competidores llegaban a la meta final. Sus ojos grisverdosos se clavaron en la chica que abrió la puerta de su auto y salió para festejar.
avatar
Samwell H. Summers

Mensajes : 35
Dólares : 43830
Fecha de inscripción : 25/07/2014
Edad : 26
Localización : In your mummy's ass

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't let it consume you

Mensaje por Lorraine C. O'Neill el Lun Jul 28, 2014 12:12 am

No, no, no. El coche por poco y se le había salido de control. Una curva demasiado cerrada le había tomado por sorpresa, pero había logrado evitar el inminente choque contra el poste de luz. La verdad era que aún no estaba segura de como lo había hecho. Sentía la piel de gallina que poblaba sus brazos luego de tal golpe de adrenalina. Presionó el acelerador aún más. Para su propia comodidad se había quitado los zapatos de tacón color blanco. No era su costumbre llevarlos en ninguna circunstancia, pero... vale, quería verse bien. El estilo siempre era lo primero para la menor de los O'Neill-Blackburn y unos pantalones cortos de jean como los que llevaba meritaban un poco de ayuda. Una sudadera blanca y una cazadora de mezclilla acababan aquel outfit. Pero su ropa era lo que menos le importaba en esos momentos. Debía acabar la carerra.

Cinco coches, un premio, un solo ganador. Era una de las largadas largas la de aquel día, pues contaba con varias vueltas en el interior del barrio. El coche ni siquiera era suyo, pero... ella debía ganar. Porque ella era una ganadora y lo sabía. Y, secretamente, quería que Samwell se sintiese orgulloso de ella. Su placer culpable. Luego de más de una hora de recorrido, por fin veía la larga calle en la que, al final, se podía ver un tumulto de gente, el cual marcaba el final de la carrera. Presionó uno de los botones del volante, activando el nitro.

La velocidad se incrementó con gran rapidez y sujetó el volante con mas fuerza, sintiendo aquel ronroneo del motor. Era genial. No habían palabras que pudiesen expresar lo que se sentía en aquel momento. Pasó fácilmente al primer puesto, donde había estado gran parte de la carrera. Al fin, pisó fuerte el freno, soltando el acelerador y giró el volante de manera rápida y experimentada. Los neumáticos rechinaron en el suelo, claramente dejando marca en el pavimento. Apenas se detuvo, más de algún espectador se acercó rápidamente y rodearon el coche. Mientras se tomaba su tiempo para calzarse nuevamente los tacones, una sonrisa reluciente apareció en su rostro. Abrió la puerta, haciéndose lugar entre las felicitaciones y alabanzas. Se sentía perfectamente cómoda siendo el centro de atención, pero, disimuladamente, se fue alejando. Roger, el organizador de la carrera se le acercó y le entregó un fajo de billetes de veinte dolares - Buena carrera, guapa - le guiñó para luego alejarse y ser rodeado rápidamente por apostadores. Apenas estuvo lejos de su vista, Lorraine rodó los ojos notablemente, guardando el dinero en no de los bolsillos de la parte trasera de su pantalón.

Caminó con total comodidad sobre sus tacos, hasta llegar donde se encontraba Samwell, como siempre, apoyado sobre el capó de su coche. Tan guapo como siempre. Lorraine se mordió instintivamente el labio. El dolor la trajo de nuevo a la realidad. Él sólo era su mejor amigo. No podía estar pensando en él de aquella forma... aunque le quisiera más de lo que admitía. O, al menos, en una forma diferente. Abrió los brazos entonces, esperando un abrazo de su parte - ¿No me vas a felicitar? - sonrió con autosuficiencia - Creo que esto merece una celebración -


EVERYTHING THAT DROWNS ME MAKES ME WANNA FLY
avatar
Lorraine C. O'Neill

Mensajes : 14
Dólares : 43425
Fecha de inscripción : 14/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't let it consume you

Mensaje por Samwell H. Summers el Lun Jul 28, 2014 2:57 am

Lorraine O'Neill, así se llamaba ella. Era una niña rica, de las clásicas y de las no tan clásicas a la vez. Por un lado, se le hacía la clásica niña rica, porque estaba acostumbrada a tenerlo todo, cómo y cuándo ella quería. Pero en contraposición, iba y lo conseguía ella misma, algo que a él le encantaba. Tenía carácter y determinación, además de no ser la clásica niña mimada de mami y papi. Toda esa reflexión le llevó a sonreír divertido, casi con picardía al mismo tiempo que ella se acercaba hasta él. La pelirroja se mordió el labio mientras extendía los brazos y en aquel instante él se sintió ceder, por un segundo.

¿Debería hacerlo?— contestó haciéndose el desentendido mientras se ponía en pie. Su Chevy y los amortiguadores lo agradecieron, recuperando su posición inicial, en lugar de la de uno de los suspensores cediendo ante el peso de Sam. Caminó hasta Lorraine y la rodeó con sus brazos, en un abrazo común y corriente. Para finalmente apretujarla y echar hacia atrás el torso, para elevarla a ella en el aire, en medio del abrazo. Una jovial risa se le escapó y aun sonriente, la volvió a dejar en el suelo. —Yo creo del mismo modo, así que dime ¿a dónde vamos para celebrar?— inquirió a la pelirroja, viéndola a los ojos.

Por un lado, temía que la respuesta fuera "tu casa" pero por otro lado, lo ansiaba demasiado. O'Neill se había vuelto mucho más que una mera amiga. Si bien al principio no le había  agradado para nada ella ni su persona o personalidad. La había tomado por una niña rica queriendo ser rebelde. Pero a esa altura, era como su hermana pequeña, su pequeña mimada. Y ese era el problema, ella cuando quería podía ser una serpiente astuta muy peligrosa, más cuando había sentimientos de por medio. No temía arriesgarse, incluso con una chica así, lo que él no sabía es si sentía lo mismo que comenzaba a ver que ella sentía ¿Cómo la quería? Y si bien, con esa intrigante en el aire, moría por acostarse con ella, no lo hacía. Y su pregunta mental era esa: "¿por qué?"
avatar
Samwell H. Summers

Mensajes : 35
Dólares : 43830
Fecha de inscripción : 25/07/2014
Edad : 26
Localización : In your mummy's ass

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't let it consume you

Mensaje por Lorraine C. O'Neill el Mar Jul 29, 2014 1:23 am

Lorrie siempre había sido del tipo de personas que tomaba todo lo que deseaba, sin pensar en los demás. Adoraba hacerlo y no cambiaría esto por nada del mundo. Pero con Samwell era diferente... con él no necesitaba mentir ni manipular, con él podía ser una chica dulce o una bastarda sólo porque así lo deseaba, no porque debiera ser así ni para conseguir algo más. Podía ser simplemente ella, porque él no esperaba algo más. Y por eso era que la muchacha de los cabellos cobrizos se sentía mucho más a gusto con él que con cualquier otra persona. Sólo se sentía bien con él, cuando estaban juntos, pues... no necesitaba nada más. Nunca se sentía cómoda en otro lugar, aunque era muy buena fingiendo.

Se sintió plena al ser alzada en el aire por él, soltando una risita por lo bajo. Cosas así eran las que la joven nunca mostraba. Era aquella parte de sí misma que mantenía bajo siete llaves, mostrándose siempre fría, escéptica e incluso indiferente. Pero él podía con ella. Le hacía sentir como si ese fuese el lugar donde pertenecía. Quizás por esto era que se sentía tan culpable por sentir lo que sentía.

En un comienzo había sido normal. Vamos, que el chico era bien parecido y nadie podía negarlo, por lo que pasar tanto tiempo juntos claramente acarrearía ciertamente una atracción por, al menos, una de las dos partes. Sus ojos la miraron fijamente, lo cual ella respondió sin esperar y se encogió de hombros.

- Tu casa es un buen lugar - respondió como si nada, sabiendo que estarían solos. Ciertamente era arriesgado, pero quería estar con él, no importaba de qué forma. Se separó un poco de él y llevó una mano a su barbilla, pensando - Podemos pasar a comprar algo - se encogió de hombros y con la otra mano sacó los billetes de su bolsillo - Tenemos mucho para gastar - sonrió divertida.


EVERYTHING THAT DROWNS ME MAKES ME WANNA FLY
avatar
Lorraine C. O'Neill

Mensajes : 14
Dólares : 43425
Fecha de inscripción : 14/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't let it consume you

Mensaje por Samwell H. Summers el Mar Jul 29, 2014 11:46 pm

"Tu casa es un buen lugar" y lo cierto es que -por mal que le pesara- si lo era. Después de todo Arabelle debía seguir por allí y probablemente no volvería hasta tarde, ya acabas las carreras. O si a la policía se le ocurría montar una inútil redada e intentaba detener las ilícitas carreras callejeras.

Pero siendo apenas la una de la madrugada, la noche aun era joven. Muy joven, la cuestión era ¿cómo resistir la tentación durante tanto tiempo? Era consciente de lo que ella -al menos- intentaría en su apartamento. —¿Lo es? ¿Y si nos aburrimos?— planteó la disyuntiva como una posibilidad. Más bien, buscando que fuera ella quien decidiera otro destino, no iba a ser él quien le negara su casa. Ella sabía que allí, también era su hogar de decidirlo. —¿Tenemos? No, ese dinero es tuyo, tu lo ganaste, tu lo gastas. Aunque tampoco te despreciaré una hamburguesa con papas fritas— replicó con una sonrisa infantil y risueña en el rostro. Había una realidad y es que Samwell siempre se había ganado lo poco que tenía. No había tenido juguetes, ni una madre con un buen sueldo, por eso había aprendido a apreciar lo que se conseguía por si solo. Y si bien no despreciaba amabilidades ajenas, no le gustaban los plurales que ella usaba. Él no iba a depender de ella, su dinero, ni nadie.

Tenía las llaves de su auto en las manos y comenzó a jugar con ellas algo inquieto. No se sentía jamás, en lo absoluto incómodo a su lado. Hasta hacía relativamente poco tiempo, cuando notó el cambio de ella, como su "ellos" comenzó a transformarse. Y eso le inquietaba, él saber que quiere uno pero no saber si tu deseas lo mismo. El tintinear de las llaves evitaba que se sumieran en un silencio incómodo. —¿Entonces? ¿Quieres ir a mi casa?— preguntó en vano, por preguntar. Ya sabía la respuesta. —¿Qué película quieres ver entonces?— inquirió de pronto, dando por hecho que es lo que iban a hacer. O al menos la excusa para ir, de lo que él se aferraría al pensar en Lorraine y él juntos, sin ropa. Volvió a agitar la cabeza, aunque procuró no ser brusco, más bien disimulado, así no parecía un bicho raro ni llamaba la atención de la pelirroja. No debía figurarse esas escenas, nunca acababan bien las cosas si lo hacía. "Es cierto Sam, acaban más que bien y lo sabes" le dijo su subconsciente, traicionándolo. Provocando que se insultara a sí mismo el policía.

Pero dime algo entonces, ¿qué haremos con mi Audi? ¿O planeas ir por separado hasta casa?— le preguntó de repente, mientras se encaminaba hacia su Camaro SS. Aquel era un detalle que no habían tenido en cuenta y Summers no iba a fiarse de dejar su pequeño "auto de caja de cereal" por aquellos lares. Menos tratándose del Bronx.
avatar
Samwell H. Summers

Mensajes : 35
Dólares : 43830
Fecha de inscripción : 25/07/2014
Edad : 26
Localización : In your mummy's ass

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't let it consume you

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.