Últimos temas
» Llamamiento a los admins y users del foro
Jue Ago 11, 2016 6:49 pm por Foxx Ballato

» HIJOS DE LA ANARQUIA | NORMAL
Miér Oct 08, 2014 1:47 pm por Invitado

» Deus ex Heros {Normal}
Dom Sep 28, 2014 4:58 pm por Invitado

» The Loser High [Afiliación élite]
Vie Sep 26, 2014 5:23 pm por Neal O'Neill

» Ever After Kingdom - Foro Disney (Afiliación Elite) (Cambio de botón)
Sáb Sep 13, 2014 1:26 am por Invitado

» A Mil por hora (Af. Elite)
Dom Sep 07, 2014 11:46 pm por Invitado

» The Purge (Afiliación Elite)
Dom Ago 31, 2014 7:31 am por Invitado

» Wilson Academy {afiliación élite}
Jue Ago 28, 2014 11:56 pm por Invitado

» raylene osborne} proceso. ϟ
Jue Ago 28, 2014 8:00 pm por Raylene C. Osborne

Bienvenidos
¿Quién eres?… Da igual… ¿Tienes familia?… Poco importa. En este lugar, solo hay un objetivo y una sola forma para sobrevivir: Ganar.

Corre el año 2016, en la ya conocida y renombrada ciudad de New York. La economía de Estados Unidos y el mundo entero está por el suelo; gente sin empleo y delincuentes abundan en cada esquina, en cada calle. Pero en este lugar, lo único que importa son los automóviles... { Leer más }
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 26 el Lun Jul 14, 2014 10:24 pm.




MEADOW UNIVERSITY City of Delusion RPG After All London City RPG
Fruit of the poisonous tree City of Horror
 photo 35X35_zps70a52503.jpg Ever After Kingdom

29 DE 60 ÉLITES & AFILIADOS NORMALES

Can you feel it? { Samantha.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Can you feel it? { Samantha.

Mensaje por Ross Krumm el Mar Jul 15, 2014 3:02 pm

Ross siempre había tenido un placer especial por el peligro. En aquella época turbia de su vida, se paso las noches y los días practicando deportes extremos, y otras cosas que no eran consideradas deporte. De una forma inconsciente, lo había hecho para llamar la atención, para que su padre estuviera allí aunque fuera para sacarle de apuros, que se preocupara por él y dejara a un lado su estúpida empresa que parecía ser más importante que su único hijo. Quizá, le habría gustado morir en alguna de esas ocasiones, para probar así si su padre sufriría por su ausencia, si se daría cuenta de todo el daño que había hecho y si llegaría a arrepentirse de no haber estado ahí para su hijo durante tantos años. De todas formas, aquel rebelde sin causa había quedado atrás, aún seguía cometiendo sus locuras pero ya su padre no eran el motivo de ellas, ahora lo que hacía, lo hacía por mero placer personal. Y ahora ese peligro al que se había hecho adicto le parecía incluso más placentero, porque era para él mismo. Entre esos placeres, en años pasados, estuvo el poner la velocidad de un coche al máximo y correr por las autovías cual desesperado para llegar a la recta final. Cuando se instaló en New York y comenzó su época de deambular por los barrios más bajos de la zona, se enteró de las corridas ilegales de coche, pensó en participar pero no estaba seguro de que fuera el plan más adecuado respecto a los otros planes que ya tenía. O cocina anfetas o participa en carreras de coches, las dos cosas no. Tendría un historial bastante largo con el tráfico de drogas como para meterse también en un meollo sin el cual podía vivir. Durante los primeros meses se dedico a ir como espectador a algunas corridas, la adrenalina no era la misma pero le resultaba satisfactorio escuchar el gruñido de los motores. Con el tiempo, comenzó a apostar, no lo hacía siempre, pero cuando lo hacía apostaba por el mejor, no podía permitirse pérdidas, además de que él siempre iba en el grupo de los ganadores.
En las carreras había conocido a mucha gente, algunos de sus clientes los había conocido en esa zona y a algún que otro conocido se movía entre las gentes cuando él estaba presente. Conocía también a muchos de los corredores, así había conocido a Samantha, una morena de ojos claros que había llamado su atención desde el primer cruce de miradas. Apostó por ella una primera vez hacia meses por pura intuición, aquella noche lo hizo porque ganaría, sin más. El sitio de la carrera era un descampado de tierra, donde un enorme puente cubría gran parte de la zona, la luz era tenue, no había más iluminación que las farolas del puente encima de sus cabezas. Se escuchaban gritos y el gruñido de los coches a punto de salir disparados. La bandera blanca hizo un movimiento y los coches salieron. Ross observo la carrera desde su posición, perdiendo de vista a los coches por minutos pero sin dejar de escuchar sus motores.
avatar
Ross Krumm

Mensajes : 27
Dólares : 39045
Fecha de inscripción : 14/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.